¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA OPINIÓN

Una semana decisiva

Esta semana en mitad de un puente comienza la cuenta atrás para tres comunidades y por distintos motivos. Madrid, Cataluña y Euskadi

De semanas decisivas está el infierno periodístico lleno. Y esta que empieza con muchos de ustedes en mitad de un puente, con los niños en casa y esperando que deje de llover para salir al aire libre, esta semana en mitad de un puente comienza la cuenta atrás para tres comunidades y por distintos motivos. Madrid, Cataluña y Euskadi.

En Euskadi, la pesadilla de ETA puede firmar su página final. Para últimos de semana se espera la disolución de la banda terrorista. Y hoy la SER adelanta que ETA tiene 120 requisitorias pendientes que afectan a etarras que están en busca y captura por atentados sin resolver. La Policía cree que ya no quedan etarras activos en Francia y que la mayoría ha huido a Alemania, Reino Unido y Escocia.

En Madrid, este dos de mayo será el del vacío institucional, con un presidente en funciones, una expresidenta sentada en la Asamblea como diputada todavía, y un PP buscando el mirlo blanco y limpio que le pide con la boca chica Ciudadanos, porque en el fondo a ellos les interesa que no acierten. De todas maneras, que nos hayamos acostumbrado a que se pida y se busque un candidato limpio, dice mucho de adonde hemos llegado en la degradación de la vida pública en la Comunidad que alberga la capital de España.

En Cataluña, parece hacerse realidad que nadie quiere elecciones, tampoco los independentistas. Y aunque todavía veremos gesticulaciones públicas, nos cuentan que se va a imponiendo la necesidad de designar un candidato libre de cargas judiciales que pueda echar a andar un govern dentro de la ley y recuperar el autogobierno. De momento, este jueves tienen pleno con la ley de presidencia, la que pretende investir un candidato a distancia. Vamos, investir a alguien como Puigdemmont. Veremos si sólo es gesticulación porque desde hoy tienen desde hoy tienen solo 23 días hasta la convocatoria de nuevas elecciones.

Y esta semana empezaremos a ver en qué quedan las críticas y la conmoción que ha provocado la sentencia de La Manada. Las protestas en la calle no han cesado durante el fin semana, incluso en Dublín o en Roma. Una respuesta de las mujeres muy transversal y mayoritaria, que reclama con urgencia que su experiencia y su visión del mundo llegue a la práctica a las instituciones, a la Justicia, a la aplicación de las leyes. Las más jóvenes no conciben vivir con miedo, como por desgracia han interiorizado las adultas. Es un tsunami de dignidad sin vuelta atrás, y a aquellos que no lo entiendan les pasará por encima.

Por ejemplo, muy interesante la encuesta que hoy publica Metroscopia en El País y que viene a decir que el voto femenimo se aleja de Ciudadanos. Es difícil establecer la relación causa-efecto con su postura distante del 8 de marzo o la sentencia de 'La Manada', pero el hecho es que la brecha entre los hombres y las mujeres que los votan se ha agrandado en este tiempo. Si el tsunami feminista se consolida, ojo, que sin las mujeres no se ganan elecciones. No habrá nada más determinante para que los partidos asuman en su agenda y en sus programas acabar con el machismo.

Y hoy tenemos en la SER las primeras palabras de un miembro del Consejo General del Poder Judicial sobre la sentencia de 'La Manada'. Le hemos preguntado si se pueden tomar medidas disciplinarias contra el juez que emitió el voto particular argumentando que lo que ocurrió en aquel portal fue sexo consentido en un ambiente de "jolgorio y regocijo". Si esa expresión ofensiva puede ser motivo de sanción. El vocal José María Macías, miembro de la Comisión disciplinaria, dice que no puede entrar al fondo del asunto porque es posible que en algún momento tenga que pronunciarse oficlamente sobre ese magistrado. Pero si apunta que "habría que ver cómo esa palabra aparece en el voto" y si se usó durante el juicio. 

Y por si alguien tenía alguna duda de que el mundo del derecho no es ciego ante el machismo sino que está impregnado en la misma medida que el resto de la sociedad, ahi va otra. Piden tres meses de inhabilitación para un abogado de Cantabría que en un juicio por violación se permitió comentar que le parecía inverosímil la versión de la víctima porque acudió al juicio con minifalda y no la vio nerviosa. La agredida era ella. La criticada también. 

Y esta noche, han asesinado en plena calle a una mujer de 34 años en Burgos. Se investigan las causas, y el agresor ha sido detenido ya. Sabemos poco más.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?