¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Palmeras salvajes

Amor a prueba de corrupción

Ciudadanos me recuerda a cuando Woody Allen descubre que su novia se ha ido a vivir con otro porque se ha enamorado de él y Allen la llama para dejarla

El portavoz de C's en Madrid ha dicho que su partido quiere ganarle al PP "en las urnas, no en los despachos". Es una frase bastante transparente, y como esto no es lo normal en Ciudadanos, hay que celebrarla. Quiere decir que si un partido gana en las urnas y preside una comunidad, como el PP, la representación parlamentaria del resto de ciudadanos, o sea la oposición, no puede quitarlo haga lo que haga. Para evitar “ganar en los despachos”, que es una expresión que se utiliza mucho en el fútbol. Se gana en los despachos cuando se aplica la justicia; cuando un equipo alinea a un jugador que no está inscrito, cuando un equipo ha intentado sobornar a un árbitro, cuando la afición de un equipo invade el campo o tira bengalas o le abre la cabeza a un jugador rival. Lo que ocurre es que querer ganar en los despachos es para Ciudadanos el último clavo ardiendo al que sujetarse para no enfadar a sus votantes. Decir de Ángel Gabilondo que está ansioso por presidir la Comunidad a toda costa es insultar la inteligencia de los votantes, también de los de Ciudadanos. Y finalmente pedirle al PP que encuentre en Madrid un "candidato limpio" es la mayor demostración de amor que se puede encontrar estos días en la política española. Ciudadanos con el PP siempre me ha recordado a una película de Woody Allen en la que Woody Allen descubre que su novia se ha ido a vivir con su amigo porque se ha enamorado de él. Entonces Allen se llena de valor, coge el teléfono, la llama y le dice que que la deja.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?