VÍDEO EN DIRECTOPepa Bueno entrevista al embajador británico en España, Simon Manley

El ojo izquierdo

Quitarse el asco

Hará bien el Tribunal Superior navarro en acortar los plazos y zanjar el asunto de La Manada con prontitud

Difícil quitarse de encima los restos viscosos de la sentencia de La Manada. Es tan demoledora, hay tanta incoherencia entre el espeluznante relato de los hechos y la fría consecuencia que se respira en la decisión final de los jueces, que no es fácil sacarse de la cabeza este doloroso sufrimiento añadido al drama que vivió esa joven aquella noche. Polémica estéril la discusión sobre los argumentos jurídicos de los jueces, reservada a unos pocos estudiosos, que solo en parte iluminará la Sala de lo Civil y lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, el órgano pertinente al que han recurrido la fiscalía, la víctima y los abogados. Importa más comprobar la tremenda sacudida social que ha provocado. Basta observar cómo las mujeres, las primeras en sentirse agredidas por la sentencia, se han visto apoyadas por muchos hombres que han coincidido en un mismo escalofrío. Gentes de a pie, psicólogos y psiquiatras, y hasta Naciones Unidas se han visto obligados a implicarse en el caso, que un ministro de un Gobierno ya en franco despeñamiento, solo ha hecho que agrandar y complicar. Catalá no sabe dónde está parado, pero tampoco Rajoy, todos sobrepasados por una realidad que les empuja a la derrota. Hará bien el Tribunal Superior navarro en acortar los plazos y zanjar este asunto con prontitud. Hay que quitarse el asco. Cuanto antes.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?