Últimas noticias Hemeroteca

Así logré salir de una secta: "Me pidieron 8.000 euros por mi libertad"

El director y guionista Jorge Naranjo relata sus años junto al lider de un grupo que combinaba la homeopatía y el chamanismo

Jorge Naranjo /

Aunque no hay datos concretos ni oficiales, la Policía estima que alrededor de medio millón de personas están captadas por alguna de las 200 o 300 sectas activas actualmente en España. El director y guionista sevillano Jorge Naranjo, que logró salir de una de ellas, rompió ayer su silencio en Twitter y este lunes se ha asomado a 'La Ventana' para contar su historia.

Naranjo, que ha afirmado estar "contento y liberado" tras hacer público su caso, ha contado cómo empezó todo: "Era 2004 o 2005 y estaba en un momento en el que no sabía qué hacer con mi vida. Mi novia de entonces me recomendó ir a un homeópata que ella conocía y fui para probar".

"Desde el primer minuto me impresiona el tío, lo que me vende, lo que me cuenta...", proseguía Jorge. "Él vendía una homeopatía combinada con un cierto chamanismo. Mis padres son médicos normales, por lo que también había un punto de rebeldía contra la familia", ha explicado el director y guionista.

Hasta ese momento todo fue bien, pero, según Naranjo, el problema surgió a partir del año 2011, cuando el líder de este grupo les propuso a algunos pacientes enseñarles chamanismo. "Nos reuníamos con él de vez en cuando y eran encuentros interesantes y divertidos. Pero, después de nueve meses, nos dijo que le debíamos 900 euros por esas reuniones".

Y llegaron los enfrentamientos y amenazas: "Recuerdo que me fui corriendo de un encuentro y, cuando acabaron, él se vino hacia a mí, me cogió por el cuello y me dijo: Hijo de puta, cabrón, como vuelvas a hacer esto te mato", ha relatado Jorge Naranjo, que ha explicado la confusión que sintió en aquellos momentos: "Se había convertido en un padre espiritual y también en mi único médico".

Tras varios episodios de este tipo, el sevillano decidió abandonar la secta. "Me dijo que, o me iba con ellos, o lo que me esperaba fuera era el infierno". Pese a las amenazas y al "terror" que sentía, Naranjo pidió su baja del grupo: "Le envié un correo explicándoselo y me pidió 8.000 euros por mi libertad. No le pagué".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?