El dietario de Ramoneda

Los cimientos de la casa PP

Josep Ramoneda reflexiona sobre los resultados del CIS, su afectación a los partidos y el proceso catalán en el exterior

Los cimientos de la casa PP amenazan ruina y Rajoy mira al pasado. El caso Cifuentes no es un hecho aislado, es la guinda de una gestión del PP que ha dejado fuera de juego a los cuatro últimos presidentes de la Comunidad de Madrid. Y Rajoy va y en vez de dar alguna señal de cambio encarga poner orden en el partido a Pio García Escudero y su gente que ya estaban allí cuando empezó todo. Regreso al viejo PP madrileño como fórmula para resetear un partido bloqueado. ¿Tan perdido ve Rajoy el futuro que opta por un melancólico retorno al pasado?

Cuando irrumpió Podemos y Ciudadanos dio el salto a la política española, los tenores del bipartidismo lo presentaron como un sarampión del malestar por la crisis que se curaría con el tiempo. El regreso al duelo controlado entre el PP y el PSOE se daba por seguro. Pasan los años y el cuarteto resiste, como confirma hoy el CIS. Razonando con la lógica de bipartidismo, con el PP cayendo sin parar, debería ser la hora del PSOE. Pero no hay manera. Los socialistas siguen atascados y sin que sea vea en torno suyo la movilización propia de cuando se huele el cambio. Quizás va siendo hora de que se revisen los análisis: no en vano en toda Europa se va instalando el multipartidismo, con los partidos tradicionales a la baja. Con el PSOE varado, solo sube Ciudadanos a pesar de su giro a la derecha de la derecha. Peligro. La izquierda no encuentra la manera de manejarse en la nueva realidad.

Y puestos a revisar, otro tópico que cae. Por mucho que algunos atizaran el miedo, no parece que el proceso catalán haya sido tan negativo de cara al exterior como algunos decían. El año pasado, en pleno lío, Barcelona adelantó a París y Viena para convertirse en la primera ciudad el mundo en congresos y reuniones.

El filósofo Josep Maria Ruiz Simón en La Vanguardia: “Si lo que Puigdemont pretende hacer es una República independiente construyendo una monarquía absoluta desde el exilio, sería un invento realmente colosal, digno del profesor Franz de Copenhague”. Y mañana, más.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?