Últimas noticias Hemeroteca

Trump: el caos como forma de gobierno

No percibimos la magnitud de la amenaza que significa Trump porque nos hemos acostumbrado al gota a gota de sus locuras

Nada más natural. Con un desequilibrado en la Casa Blanca lo más natural es que el precario equilibrio mundial esté tambaleándose. Trump rompe el acuerdo nuclear con Teherán del año 2015 acusando a Teherán de estar manteniendo en secreto el desarrollo de su programa de enriquecimiento de uranio. Acusando sin aportar la menor prueba. Más aún, contra las pruebas en contrario, unilateralmente, despreciando a los 5 firmantes restantes, Rusia, China, Alemania, Reino Unido y Francia, con humillación añadida a Macron, tras el festival de abrazos de la semana pasada en Washington.

El destrozo es diplomático, político y también económico, con perjuicio para todos sus aliados. Se confirma que el único rumbo en la política de Trump lo marca Obama y el propósito firme de destrozar lo que hizo su antecesor. Pero así como no se percibe con claridad la llegada de la inundación si el agua va cayendo gota a gota, no percibimos la magnitud de la amenaza que significa Trump porque nos hemos acostumbrado al gota a gota de sus locuras. Los inauditos ataques al FBI y la CIA, el frenazo a la apertura con Cuba, el amago de ruptura del acuerdo comercial con Canadá y México, el portazo al Tratado de París sobre Cambio Climático, el anuncio de que proclamaría Jerusalén capital de Israel. Es decir, Trump ha abierto todas las cajas de pandora posibles, y ha institucionalizado el caos. Es más, ha convertido el caos en forma de gobierno. Trump es un líder muy posmoderno: políticamente incorrecto, antisistema de boquilla, populista, se expresa a ritmo de tuit. Un héroe de nuestro tiempo que puede destrozar el mundo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?