¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Martin Scorsese: "El cine se hace con pánico y accidentes felices"

El director americano recogió ayer en Cannes el premio de Honor con la proyección de Malas Calles, la película que trajo a Cannes en 1974, que no esperaba llegar a estrenar y que le lanzó internacionalmente

El cineasta estadounidense Martin Scorsese posa al recibir el premio honorario Carroza de Oro (Golden Coach) hoy, miércoles 9 de mayo de 2018, en la cena de gala 50th Directors' Fortnight en Cannes, Francia) / ()

No hay estrella glamurosa que se pueda comparar con la expectación y colas quilométricas que hubo ayer en Cannes para entrar en el coloquio con el director neoyorquino. A sus 75 años, sin sus habituales gafotas negras, Martin Scorsese recorrió su filmografía y su biografía: “Ya saben la vieja historia de mi asma, la clase obrera, encerrado en casa y yendo al cine como un poseso”.

Sin mencionar sus nuevos proyectos, ni hablar de Netflix, Scorsese se centró en su pasión por el cine: “Lo mío con el cine es una experiencia religiosa, trascendental. Siempre he querido compartir esa pasión con el público, pensando que le pudiera llegar a un chaval solitario como yo”.

A falta de libros en su casa, de niño Scorsese se pasaba el día dibujando y de ahí nació la obsesión por diseñar meticulosamente los planos de cada película: “Siempre he intentado llevar las películas dibujadas de antemano, pero desde luego, el motor de mi cine es el pánico y los accidentes felices como la frase de De Niro en Taxi Driver: “Estás hablando conmigo” y la de Joe Pesci en Uno de los Nuestros. Esos son milagros que no puedes parar”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?