La firma de Àngels Barceló

Insistiendo al hábitat de machos

La directora de "Hora 25" reflexiona sobre las cosas que sí funcionan ante el machismo en nuestra sociedad

Sí que sirve el buen periodismo, el periodismo que denunció que la Comisión de Codificación encargada de evaluar la posible reforma de los delitos sexuales en el Código Penal estaba formada por 20 hombres y ninguna mujer. Apareció en los medios, entre ellos este que escuchan, y la comisión será paritaria. En medio hubo protestas de juristas y catedráticas. Hoy los propios miembros de la comisión han pedido su reorganización. Llama la atención, de todas formas, que hasta ahora a ninguno de los integrantes les hubiera llamado la atención la ausencia de mujeres.

Sí que sirven las protestas en la calle, sirven, por ejemplo, para que la igualdad entre en la agenda política, con más o menos ganas depende del partido. Se han dado cuenta de que no se puede vivir de espaldas a ella, las mujeres votamos, y somos muchas. Y desde hace unos meses muy presentes en las calles. Así que las protestas sirven para que se plantee la revisión de los delitos sexuales en el código penal, aunque esto destape otro caso de machismo, resuelto otra vez por la denuncia y la protesta.

Todo esto sirve, aunque siempre habrá quien no vea o no escuche, ya sean columnistas, tertulianos televisivos o intelectuales de otras épocas. Hombres que siguen utilizando los viejos códigos, que no se enteran de nada y que no quieren que nada se tambalee en su hábitat de machos. El mundo está cambiando a su alrededor pero ellos siguen sin inmutarse o, incluso indignándose por las molestas protestas.

Y también está Mariano Rajoy, que su incapacidad por entender nada de lo que pasa no habla de machismo cuando le preguntan por la Manada y utiliza la palabra machismo cuando le preguntan por el enfrentamiento entre Soraya Sáenz de Santamaría y Dolores de Cospedal.

Tendremos que seguir insistiendo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?