¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La polémica del día

¿Rajoy banaliza el machismo?

Una mirada machista no es toda la que se proyecta sobre una mujer sino la que, al hacerlo, denigra, menosprecia o estereotipa a la mujer observada

El 2 de mayo, fiesta de la Comunidad de Madrid, se produjo una escena que se inmortalizó en una elocuente imagen: la de Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal, separadas por una silla vacía, sin dirigirse la palabra. Hoy, el presidente Rajoy, el mismo que calificó lo de Cifuentes como “polémica estéril”, ha dicho hoy en Antena 3 que el detalle de la silla es “pequeño e irrelevante” y difundirlo es “machista”, porque “de haber sido dos señores no nos habríamos encontrado con esas portadas”.

La foto está cargada de intención, eso no lo vamos a discutir. Es de las que captando una anécdota pretende ilustrar la categoría. Pero no tiene razón el presidente. Primero, porque una foto semejante con otros ocupantes y el mismo gesto, pongamos Rajoy y Rivera, Iglesias y Sánchez, Trump y Putin, habría tenido el mismo éxito de crítica y público. Y segundo, porque una mirada machista no es toda la que se proyecta sobre una mujer sino la que, al hacerlo, denigra, menosprecia o estereotipa a la mujer observada. Convendría no banalizar el machismo, como lo hizo Cospedal al defender a Cifuentes calificando la investigación sobre su máster con la misma palabra. Porque, parafraseando a Eduardo Madina hablando de terrorismo, si todo es machismo llega un momento en que nada es machismo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?