¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LALALÁ

PLAY GASTRO LALALÁ 1x10

"¡En Rueda se hacen tintos!"

Carmen San Martín es la primera mujer que preside el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rueda

Carmen San Martín es la primera mujer que preside el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rueda y también la persona más joven que llega al cargo. Pero aunque en su familia ya van por la quinta generación de bodegueros, ella había desarrollado toda su carrera profesional en el mundo de la banca. Una trayectoria que, de todas formas, encaja en el contexto de relevo generacional que muchas mujeres llevan años protagonizando en el mundo del vino: comerciales, enólogas, responsables de exportación... "Las mujeres de mi quinta están ampliamente representadas", explica durante su entrevista en Play Gastro Lalalá.

El mundo del vino, de todas formas, sigue lejos de la igualdad real. San Martín, por ejemplo, es la única mujer con silla en el Consejo de Rueda y, si nos fijamos en el resto de denominaciones, las presidentas siguen siendo la excepción. Tampoco es raro, como destacaba el maniefiesto de la Asociación de Mujeres Amantes del Vino, que en un restaurante siempre se tienda a ofrecerle la carta de vinos a ellos o que se recurra al adjetivo femenino para describir vinos suaves y ligeros, como dando por hecho que una mujer no puede ser fuerte, profunda o contundente.

A Carmen San Martín también le preocupa activar las exportaciones —que hasta ahora solo representan un 15 % de las ventas— y dar a conocer los productos menos conocidos de Rueda, donde no solo se elaboran vinos blancos de uva verdejo y con buena relación calidad/precio. "¡En Rueda se hacen tintos! Y rosados, espumosos, fermentados en barrica... Se hacen cosas poco conocidas, ¡pero muy buenas!".

Frente a quienes critican que la calidad de sus vinos ha bajado, la presidenta de la Denominación de Origen Rueda asegura que, si no gustasen, en 2017 no se habrían vendido 83 millones de botellas. Pero al mismo tiempo contempla impulsar cambios en la normativa para mejorar y diversificar la producción, así como seguir apostando por el enoturismo —con actividades tan curiosas como el paintball entre viñedos— como estrategia para vincular a la gente con el vino y, de paso, dinamizar la economía de zonas tan despobladas como la Castilla rural.

El vino, de todas formas, es una bebida eminentemente gastronómico y Carmen San Martín asegura que el lechazo no solo combina a la perfección con el vino blanco —su prferido para los postres— sino que también marida muy bien con sus espumosos: "¡Hay un Rueda para cada momento!".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?