¿Murió Juana De Arco en la hoguera?

La vida de la patrona de Francia está llena de hechos extraordinarios. Cuando se recuperó su figura histórica en el siglo XIX hubo quien señaló que su vida no se cortó a los diecinueve años en el mástil de una hoguera inglesa acusada de herejía, sino que se camufló en el anonimato

Este tipo de historias no son nuevas. Sebastián de Portugal o más recientemente Presley o Hitler son solo unos pocos ejemplos.

Juana de Arco nació en la población de Domrémy, hoy Domrémy-la-Pucelle, en el año 1412. Esta hija de una familia campesina protagonizó a los 13 años un hecho insólito. Según afirmó a sus padres y hermanos decía escuchar extrañas voces que ella identificaba con Dios. Incluso llegó a manifestar que había visto a santa Catalina de Alejandría, santa Margarita y a san Miguel, cuyas voces le informaban de hechos futuros y de cómo reaccionar ante situaciones concretas.

En 1429, cuando Juana contaba con diez y siete años de edad, estas voces la animaron a defender al Delfín en la Guerra de los Cien Años, quien más tarde se convertiría en el futuro rey de Francia Carlos VII, llamado el Bienservido (1403-1461). Apresada por el ejército borgoñón fue entregada a Inglaterra en donde fue acusada de herejía y brujería. El tribunal eclesiástico de Ruán afirmó que las voces que escuchaba no eran de Dios sino del Diablo. Por ello, el 30 de mayo de 1430, Juana de Arco, la Doncella de Orleans, fue quemada en la hoguera.

El resurgir de Juana

Su caso fue revisado en 1455 declarándola inocente y en 1920 fue canonizada por el papa Benedicto XV convirtiéndola así en heroína nacional y santa patrona de Francia.

Pero es posible que esto no fuera así. Existen diferentes documentos y pruebas históricas que parecen demostrar que realmente Juana de Arco no murió en la hoguera sino que lo hizo mucho después.

La historia tiene más de investigación histórica que de leyenda urbana. Uno de los primeros en levantar la polémica fue sobre la falsa muerte de Juana de Arco con apenas veinte años de edad fue el escritor francés Anatole France (1844-1924) quien pasa por ser uno de los mejores novelistas de su país en todo el siglo XIX.

Según explica Anatole France, un mes después de que París fuera recuperada por el rey Carlos VII, en Lorena apareció cierta damisela. Se trataba de una joven de veinticinco años. Hasta ese momento se había hecho llamar Claudia pero desde entonces afirmó a varios nobles de la ciudad de Metz llamarse realmente Juana la Doncella. Esto sucedió en mayo de 1436, cinco años después de que la Doncella de Orleans, Juana de Arco, hubiera fallecido en la hoguera...

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?