¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA OPINIÓN

Cataluña, ¿año cero?

Quim Torra no tiene cargas judiciales y parece que puede ser investido rápidamente. No es todo, pero no es poco. Habrá que juzgarlo por sus hechos cuando se produzcan y no por sus ideas

Puigdemont alzó el dedo pulgar y designó a Quim Torra como candidato a la presidencia de la Generalitat. Como a él mismo lo designó en su día Artur Mas. Sólo hay otro dedo tan activo en la primarias exprés de la política española, el de Rajoy.

Pero el dedazo es algo que toca juzgar a sus militantes y seguidores, el hecho cierto es que Quim Torra no tiene cargas judiciales, que puede ser investido president... parece que muy rápidamente y que Cataluña podrá recuperar su autogobierno con el levantamiento del 155.

No es todo, pero no es poco. Al nuevo President, un independentista convencido, habrá que juzgarlo por sus hechos cuando se produzcan y no por sus ideas. Todo el mundo da por hecho que Puigdemont lo designa como president privisional aunque ya sabemos que en política la provisionalidad la carga el diablo. Y Rajoy ya podrá hacer realidad el anuncio-compromiso de esta semana. "Que cumpla la ley y a partir de ahí podremos abrir un proceso de diálogo", decía el presidente. 

 Y que la política sirva para arreglar problemas y no para crearlos y contar votos con ellos.  

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?