La polémica del día

¿Morirán sin ser madres?

Si el freno a la maternidad tiene causa en el paro, la precariedad o la inestabilidad laboral, la tasa de paro juvenil no ofrece esperanzas

Como cada lunes, los pensionistas han vuelto a la calle para reclamar pensiones dignas. Hoy, la manifestación reiterada se cruza en mi ordenador con el artículo escrito por Noemí López Trujillo en eldiario.es en el que pone voz a jóvenes mujeres como ella, a punto de cumplir los 30, que anhelan ser madres pero que a base de aplazar el anhelo quizás nunca puedan realizarlo. Parecen noticias que hablan de cosas distintas, pero en el fondo nos hablan de lo mismo: de un país que envejece porque cada vez se hace más difícil tomar el camino de la maternidad o de la paternidad.

El primerísimo plano que nos ofrece la periodista ilustra la foto de conjunto: en los últimos años los nacimientos han caído en España casi un 20%. Las consecuencias quedan registradas por el INE: más de mil pueblos que no han visto nacer un niño en los últimos cinco años y en casi 500 no hay un solo niño menor de 15. Y si el freno a la maternidad tiene causa en el paro, la precariedad o la inestabilidad laboral, la tasa de paro juvenil, que dobla en nuestro país a la general, no ofrece esperanzas. Hace justo 50 años, el 13 de mayo de 1968, Naciones Unidas declaró que “los padres tienen el derecho humano básico de determinar libre y responsablemente el número y el espaciamiento de sus hijos”. Cincuenta años después, muchas personas ni siquiera pueden planteárselo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?