El ojo izquierdo

De raperos y trogloditas

Todo el mundo pies en pared, que las terribles leyes aprobadas por el imperio de la mayoría y el desprecio a la democracia del PP siguen destrozando este país

Es tan grave, y tan importante, el conflicto catalán, que ha conseguido paralizar España y nada de enjundia se mueve, pendientes como estamos todos de qué hacer con aquella calamidad que nos come sentimientos y cerebro. Hoy se verán Rajoy y el pimpollo Rivera, tan crecido que quizá va a tener que agacharse para poder pasar por la puerta de La Moncloa. Y hoy, también, tomará posesión de la presidencia vicaria el edecán de Puigdemont. Y es posible, solo posible, que Torra se acerque pronto a Madrid para hablar con el presidente del Gobierno. Sería bueno y conveniente, aunque las esperanzas de que dicha reunión genere energías positivas son más bien escasas, a la vista de todo lo que ha ido soltando el nuevo president de la Generalitat. Mientras, todo el mundo pies en pared, que las terribles leyes aprobadas por el imperio de la mayoría y el desprecio a la democracia del PP siguen destrozando este país, con mención expresa a la malhadada reforma laboral –esa ley cruel e indigna- o la conocida mordaza. Por cierto. ¿Hay alguna razón especial para considerar dignas de cárcel las letras de los raperos deslenguados, pura bazofia, sí, y libres de culpa las amenazas de ese apocalíptico corneta llamado Federico Jiménez Losantos, más porquería, de bombardear a los catalanes? Tanto juez y tan finos, ¿no irrita su delicada epidermis semejante burrada?

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?