LALALÁ 1X12

Victoria Bisogno: "¡Jamás dejes la bolsita de té cinco minutos en el agua!"

La autora argentina dejó su carrera como ingeniera para volcarse al 100 % en su bebida favorita

Victoria Bisogno, disfrutando de los aromas del té. /

Cuenta la leyenda que, hacia el el año 2.750 antes de Cristo, el emperador chino Shen Nung salió a pasear por los jardines de su palacio y que al rato, estando ya algo cansado, se sentó bajo un árbol y pidió que le trajeran un cuenco con agua.

Como siempre solía hervirse, se la trajeron caliente y, casualmente, antes de tomársela cayó dentro una hoja seca que, sin que nadie lo pretendiera, se convirtió en el primer té de la historia. Con solo sentir su aroma, Shen Nung ya se sintió revitalizado, pero al probar infusión notó menos cansancio y la mente más despejada, por lo que decidió seguir tomándola y difundir entre su pueblo el cultivo y el consumo de esa planta, por lo que se le conoció como el divino agricultor.

La argentina Victoria Bisogno, presidenta fundadora de El Club del Té, no tiene claro los hechos sucedieran exactamente así, pero le parece "una historia muy linda" y, en todo caso, apunta que el té que tomó Shen Nung "tuvo que ser un té blanco".

Portada de 'La Cata del Té'. / LID

Esta tea blender, consultora y autora de libros como La Cata del Té (LID, 2018) dejó su carrera como ingeniera para volcarse al 100 % en su bebida favorita y, aunque vive en el país del mate, no deja de sumar nuevos adeptos. "Yo ya le servía té a mi Barbie, pero lo más mágico se lo debo a mi abuela", realata. "Preparaba galletas, montaba una mesita en el jardín... y, cuando servía el té, ¡aparecían mariposas!".

Bisogno sabe que la mayoría de la gente recurre a las bolsitas y, aunque las posibilidades del té a granel son mucho más amplias, insiste en que lo realmente importante es controlar el tiempo de infusión y la temperatura del agua: "Mi misión en el mundo es ayudar a que las personas mejoren su vida a través del té y si tú disfrutas añadiéndole azúcar, leche, miel, jengibre o whisky, ¡hazlo!".

A todo el que quiera extraer lo mejor de un té, de todas formas, le da un consejo: "¡Jamás dejes la bolsita de té cinco minutos en el agua!". Por lo que dejar que la infusion se alargue durante aún más tiempo, como sucede en la gran mayoría de bares y hogares de España, en su opinión ya roza el "horror".

Bisgono explica que los dos tés más consumidos en el mundo son los dos blends preferidos en Inglaterra: el English Braskfast y el Earl Grey. Pero el mundo del té tiene sus propias modas y en los últimos años están proliferando las variedades de té molido —similar al té matcha— así como las aplicaciones en coctelería.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?