A vista de Lobo

"Ser mujer y periodista nunca ha sido fácil"

El machismo ha dominado el mundo de la comunicación desde siempre. Damos la palabra a tres veteranas de esta profesión: Carmen Sarmiento, Maruja Torres y Rosa María Calaf

De izquierda a derecha: Rosa María Calaf, Carmen Sarmiento y Maruja Torres /

Llevan muchos años dedicadas a una profesión históricamente masculina, el periodismo, y aunque sus respectivas trayectorias laborales les han dado grandes satisfacciones las tres coinciden en que el camino no ha sido fácil: “Los compañeros no ayudaban nada. Era muy difícil ser mujer y periodista.”

Por los micrófonos de A Vivir han pasado tres veteranas del periodismo en nuestro país. Carmen Sarmiento (Madrid, 1944) comenzó su trabajo como periodista en Televisión Española en 1967 y allí permaneció treinta y cinco años. En la década de los setenta fue subdirectora de programas de actualidad como Informe Semanal y Objetivo para los que trabajó como corresponsal de guerra. La suya ha sido una carrera profesional dedicada a dar voz a los más desfavorecidos.

Rosa María Calaf (Barcelona, 1945) es licenciada en Derecho y Periodismo y entró en Televisión Española en 1970. Fue corresponsal en Nueva York, Moscú, Buenos Aires, Roma, Viena, Hong Kong y Pekín. A lo largo de su dilatada carrera profesional siempre ha defendido el “periodismo comprometido porque es la única manera de entender esta profesión.”

Maruja Torres (Barcelona, 1943) es, como ella misma explica, “una periodista todoterreno que empezó en la profesión cuando existían tipos de plomo para formar palabras que muchas veces no podían publicarse.” Escritora, columnista y reportera, ha sido corresponsal de guerra en Líbano, Panamá e Israel. Ha recibido, entre otros, los premios Planeta y Nadal por los libros Mientras vivimos y Esperadme en el cielo, respectivamente.

Nuestras invitadas forman parte de una generación que vivió el periodismo como un sacerdocio. Su compromiso feminista les animó a luchar, y siguen haciéndolo, por visibilizar a las mujeres y denunciar la discriminación laboral: “El periodismo todavía es de machos, sigue imperando la masculinidad”, afirman. Tres pioneras que han desempeñado su oficio con valentía convencidas de que informar es un ejercicio sagrado.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?