Últimas noticias Hemeroteca

Elecciones o elecciones. O no

No descarto la tercera opción; que las complicaciones que se avecinan, las ciertas y las magnificadas, reanimen a este PP en descomposición, y que Rajoy, que es un cadáver político, se atreva a presentarse como garante de la estabilidad

Si la política se rigiera por los principios de la dignidad, el jueves pasado, tras la sentencia de la Gürtel, Rajoy hubiera dimitido, el PP hubiera aceptado que tiene que afrontar un proceso de refundación y se hubiera llamado a urnas. Pero no ha sido así, y ahora estamos en una situación endiablada para la que se nos ofrecen dos salidas: elecciones ya, propuesta de Ciudadanos; o elecciones después de un breve paréntesis para ordenar la casa con Pedro Sánchez de presidente, propuesta del PSOE.

Presentar la moción de censura era obligado pero es casi imposible que la moción salga adelante e imposible del todo que, si prospera, pueda estabilizar la situación ni siquiera por unos meses. Para que la moción obtenga los 176 voto precisos se tiene que adherir el soberanismo vasco y catalán al completo y eso es seguro que no puede ayudar a prosperar porque aunque Sánchez no se comprometa a nada con ellos es obvio que van a apoyar para algo más que para impulsar una agenda social. El PNV, por ejemplo, ya ha insinuado que habría que hablar del modelo de estado y para eso no basta el PSOE, ni siquiera el PSOE más Podemos, hace falta también PP y Ciudadanos. Después, si Sánchez no remata será Ciudadanos quien proponga elecciones.

Así que, elecciones o elecciones... o no. Porque yo no descarto la tercera opción; que las complicaciones que se avecinan, las ciertas y las magnificadas, reanimen a este PP en descomposición, y que Rajoy, que es un cadáver político, se atreva a presentarse como garante de la estabilidad; que, con la escusa de evitarnos un gobierno Frankenstein, pretenda mantener un gobierno de los muertos vivientes y que lo consiga.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?