Pagar por trabajar o trabajar gratis

¿Pagaría por un contrato? ¿Aceptaría un trabajo a cambio de techo y comida? ¿Trabajaría gratis un tiempo, con tal de que le conocieran? Basta darse una vuelta por los foros o páginas de búsqueda de empleo para comprobar que estas ofertas existen. En el mercado laboral, la oferta y la demanda se están encontrando en unas condiciones cada vez más precarias

Manuel tiene 60 años y es el ejemplo de una persona que siempre ha buscado reinventarse. Era administrativo, se quedó sin trabajo y se hizo autónomo. Su negocio cerró y a los cincuenta se formó para ser cocinero. Con el tiempo, comprobó que en los restaurantes es difícil que contraten a cocineros mayores de 45. ¿Qué hacer? Seguir buscando empleo: "Como estaba sin casa, y sin nada, tuve que poner un anuncio en el que decía que trabajaba gratis. La idea era trabajar gratis las cuarenta horas reglamentarias y que me pagasen solo las horas extras". Ahora tiene trabajo con alojamiento, manutención y unos ingresos de 100 euros semanales. Comparte piso con sus compañeras de trabajo y reconoce que, como necesita el dinero, no le queda "más remedio que tragar".

PARO REGISTRADO

Récord de creación de empleo en mayo: el paro registrado bajó en mayo en 83.738 personas hasta los 3.252.130 desempleados

Lucas es mucho más joven. Él necesita trabajar porque la pensión de orfandad de 195 euros no le basta para vivir. Tiene varios anuncios en portales de búsqueda de empleo y paga más dinero para que aparezcan destacados. Por eso, el suyo es uno de los primeros anuncios que vemos. Se ofrece a trabajar gratis, porque quiere tener la oportunidad de tener una oportunidad. Dicho de otra manera: "Quiero que los empleadores vean que realmente tengo la necesidad y las ganas de trabajar"-

Pero hay otra opción, la de los que pagan por un contrato. ¿Por qué hacerlo? Un conductor de furgoneta de reparto que prefiere que no demos su nombre explica sus razones: "Tengo 50 años y tengo cotizados 12. Estoy divorciado y tengo dos hijos. Tengo que pasar la pensión, necesito trabajar como sea. Ahora trabajo 18 horas del tirón por 50 a euros al día". Sí, la cuenta es de poco más de dos euros por hora. Ofrece parte del sueldo a quien le haga un contrato, porque está harto de trabajar en negro. Su problema es que incluso poniendo que paga a cambio de un contrato, las ofertas que le llegan siguen siendo en B. Hablamos con él justo en una pausa de un día de trabajo. Había llegado de trabajar, comió, descansó y atendió el teléfono justo antes de volver al volante. Por delante, otras 18 horas sin un contrato y sin un seguro que le cubra.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?