Últimas noticias Hemeroteca

Esa frivolidad innecesaria

Máxim Huerta no ha contraído méritos con la cultura, su nombramiento es un horror y un error

Pues ya tenemos nuevo Gobierno al completo. Decíamos de importantes historiales profesionales de los ministros conocidos anteayer, y hoy lo ampliamos a varios de los que hemos conocido tras la comparecencia de Pedro Sánchez. ¿Muchas mujeres? ¿Acaso decíamos muchos hombres cuando la proporción era la inversa? ¿Once y seis? Pues tanto gusto. Claro que hay algunos nombramientos sorprendentes, como el de Pedro Duque, una personalidad muy mediática, no tenemos tantos astronautas, pero sorprendente no quiere decir malo o equivocado. Poco que objetar. Potente Dolores Delgado, experta Celaá. Más extraño se hace ver al juez Grande-Marlaska en un gobierno socialista, tan mimado por el PP en los últimos años. ¿Qué se hará de la ley mordaza? Aguantemos la respiración a la espera de los acontecimientos. Asombra también que finalmente hayamos situado a Margarita Robles a cargo de los carros de combate y los misiles en el Ministerio de Defensa, conocimientos que no sabíamos que formaran parte del currículo de la conocida jurista, hasta ahora portavoz parlamentaria. Pero ocurre a veces que en la presentación del plato estrella del afamado cocinero hay un punto negro en mitad de la superficie nítida que afea y estropea el conjunto. ¿Puede alguien informar a este Ojo de qué méritos ha contraído con la Cultura, con mayúsculas, Máxim Huerta, nuevo titular de la cosa? No hace falta: ninguno. Un horror y un error.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?