La firma de Àngels Barceló

España es solidaria

La directora de "Hora 25" reflexiona sobre la decisión del gobierno español para la acogida de más de 600 migrantes del barco Aquarius rechazados por Italia y Malta

El barco Aquarius cargado con más de 600 migrantes tiene un posible destino. Puede atracar en el puerto de Valencia, después de que el gobierno español ha dado instrucciones en este sentido. Italia le había cerrado los puertos a la embarcación por orden del xenófobo ministro de interior, Matteo Salvini, tampoco tenían autorización para atracar en Malta. Desde primera hora de la mañana ha habido el ofrecimiento de las ciudades de Barcelona y de Valencia y finalmente Pedro Sánchez ha ofrecido esta última, aunque Médicos sin Fronteras, responsable del rescate ha dicho esta tarde que una travesía tan larga no es segura y urge desembarcar en un puerto cercano.

Es la primera decisión de envergadura que toma el ejecutivo de Pedro Sánchez y es toda una declaración de intenciones. Con un gobierno italiano racista y una Unión Europea que, de nuevo, se ha puesto de perfil ante el drama de los migrantes, el nuevo gobierno socialista español ha salido al rescate. Y digo que es toda una declaración de intenciones del nuevo presidente porque la política migratoria del anterior presidente ya la conocemos. Nunca cumplió la cuota marcada por Europa de acogimiento de refugiados, por no hablar de las actuaciones policiales en las fronteras de Ceuta y Melilla durante su mandato.

Hoy España le da una lección a la temerosa Europa, pero además manda otro mensaje, el gobierno socialista español no tiene nada que ver con el gobierno italiano, con el que muchos quisieron compararle. España está en una inmejorable posición para dar estabilidad al sur de Europa, para ser el referente en materia de inmigración, porque en este país experiencia tenemos, y gente con experiencia para gestionar esta cuestión también tenemos. Y porque este es además un país solidario, sobre todo en el ámbito municipal.

Ya lo demostraron en su momento los Ayuntamientos de Valencia, Barcelona o Madrid, entre otros, cuando el gobierno de Rajoy no acogía ellos se ofrecían a hacerlo, pero el ejecutivo de Rajoy nunca lo gestionó, hoy Pedro Sánchez le está sacando los colores a Europa y se los está sacando también a Mariano Rajoy.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?