Josep Borrell: "España hace un gesto para que Europa no se ponga de perfil"

  • El ministro de Exteriores admite que el Gobierno estudia alternativas ante la dificultad de que el barco llegue a Valencia
  • "Es un problema estructural y requiere una solución estructural y hay que catalizarla a través de un gesto fuerte", defiende
  • Ximo Puig destaca que "cuando hay voluntad política, se pueden resolver problemas" con estas acciones

Josep Borrell, el pasado viernes a su llegada al Consejo de Ministros / ()

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, es consciente de la dificultad de que la embarcación Aquarius llegue al puerto de Valencia, tal y como ha planteado la organización MSF, pero asegura que "están estudiando cuáles podrían ser las alternativas". Para ello, desde el gobierno español están "hablando con las autoridades responsables de otros países" porque según ha dicho Borrell en Hora 25, "las distancias son las que son y el barco está en las condiciones en las que está".

Con este gesto, el gobierno de Pedro Sánchez ha querido "poner en marcha una nueva dinámica para que dejemos de mirar de perfil y que cada uno aguante el problema que le cae encima y los demás no se escaqueen". Según el ministro de Asuntos Exteriores, "si las fronteras de la UE son de todos, si tenemos una frontera común, entonces las fronteras de cualquier país están en Europa". "Los problemas que tiene Italia demuestran que ningún país lo puede hacer solo", ha dicho Josep Borrell, con la intención de "plantear esta crisis de manera que en el próximo Consejo Europeo los países se vean obligados a reaccionar y tomar medidas concretas".

"Europa está, desgraciadamente, demasiado desunida", ha asegurado Josep Borrell preguntado sobre el porqué desde Bruselas se está tardando tanto tiempo en dar una respuesta real a la crisis humanitaria en el Mediterráneo. "Llevamos hablando mucho tiempo de política de inmigración y asilo y los problemas cada vez se han hecho más complicados", ha comentado Borrell al recordar que cuando él fue presidente del Parlamento Europeo ya se hablaba sobre este asunto. "Solo reaccionamos cuando nos enseñan una foto dramática de un niño en la playa o el número de muertos es alto" y por eso, según el actual ministro de Exteriores, "Europa tiene un problema gravísimo que hay que resolver juntando cerebro y corazón, uno solo no sirve". La intención del gobierno español es "romper esta actitud de pasividad que se basa en que cargue con el muerto al que más cerca le caiga".

Ximo Puig: "Es inhumano el comportamiento del gobierno italiano"

El presidente valenciano celebra el cambio de rumbo en inmigración del Gobierno central tras la llegada de Pedro Sánchez. La vicepresidenta Carmen Calvo le ha trasladado su apoyo a la iniciativa de la Generalitat tras evaluar la situación para que Valencia fuera puerto de acogida. “Cuando hay voluntad política, se pueden resolver problemas. Esto no va a solucionar todo el problema humanitario del Mediterráneo, pero si ante estas situaciones no somos capaces de tener compasión y un sentido ético, estamos perdidos”, señala.

Ximo Puig tampoco puede afirmar que el barco atraque en Valencia ante la dificultad del ‘Aquarius’, como ha alertado Médicos Sin Fronteras, para recorrer los más de 1.000 kilómetros. “Finalmente si se produjera otra situación más beneficiosa, esto es un acto de humanidad, porque nos parece inhumano el comportamiento del gobierno italiano”, apunta. El valenciano destaca el cambio absoluto respecto al anterior Ejecutivo. “En la crisis de Lesbos pedimos que nos autorizaran a fletar un barco para que aquellas personas pudieran venir. Se montó un operativo para acoger a unas 1.000 personas, pero no fue posible porque el gobierno del PP no quiso. Ahora ha habido un cambio absoluto de planteamiento”, reclama.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?