ENTREVISTA

Teresa Ribera mantiene "en principio" el cierre de las nucleares a los 40 años

El Ministerio responsable de Medio Ambiente y Energía abordará "ya" la nueva estrategia de transición energética

La ministra de Transición Ecológica plantea "enviar señales” a los operadores económicos, institucionales y la sociedad para fomentar el cambio de modelo energético. / CADENA SER

La Ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, mantiene la posición del PSOE: las centrales nucleares deben cerrarse a medida que cumplan sus 40 años de actividad. Su futuro y el de las centrales de carbón son elementos clave en la elaboración de la estrategia de transición energética, que la ministra se ha comprometido a abordar "ya". En una entrevista este miércoles en la Cadena SER, ha establecido como prioridades de su departamento, en lo que queda de legislatura, "mandar las señales estratégicas adecuadas del cambio de orientación" en materia de energía y clima. Para generar consensos -ha dicho- e indicar el camino a los inversores.

La titular del Ministerio que aglutina las competencias de Medio Ambiente y Energía ha manifestado en la SER, en el programa Hoy por hoy, que "en principio lo que dice el programa del PSOE y lo que dice la trayectoria tradicional en el marco energético es que (las nucleares) son centrales pensadas para funcionar durante 40 años".

No ha sido tan explícita en relación con el futuro de las centrales de carbón. Un comité de expertos promovido por el PSOE, que ella misma ha presidido, situaba en 2025 la fecha límite para la actividad de esas centrales. Pero la ministra, ya desde el Gobierno, tras referirse a los factores en juego, centrados en la descarbonización de la economía y la importancia de la minería y las centrales de carbón en determinadas zonas, ha reconocido que "no hemos encontrado todavía una decisión cerrada con respecto a todos estos aspectos que requieren una participación mucho más extensa". Sí ha señalado que estamos ante un "proceso de caída paulatina del peso del carbón en nuestro mix", pero insistiendo en el compromiso del Gobierno para ofrecer alternativas a las zonas afectadas, con un margen de flexibilidad para "acomodar a las personas en el territorio".

Preguntada sobre si Màxim Huerta, ministro de Cultura, debe dimitir tras publicarse en El Confidencial que defraudó a Hacienda 218.322 euros, Ribera ha dicho que "sería muy osado entrar en una cuestión que afecta a un colega del Consejo de Ministros. A quien corresponde responder esa pregunta es a él mismo y al presidente del Gobierno". La ministra, no obstante, ha dicho que "es una obligación de todos los ciudadanos cumplir con el sistema fiscal".

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?