La banda de chicas que despidió a su agente por cobrar 10 veces menos que los chicos

El trío californiano HAIM, una de las bandas de rock alternativo del momento, ha dado un paso al frente contra la brecha salarial en los festivales tras descubrir que cobraron 10 veces menos que una banda de chicos con la que compartían cartel

Danielle Haim, cantante de Haim, durante la actuación del grupo en la O2 Academy Glasgow este mes de junio / ()

Cada año comprobamos la falta de mujeres en los grandes festivales de música de todo el mundo. Una situación que ha generado la movilización de distintos colectivos que denuncian esta escasa presencia. Pero las pocas bandas de rock lideradas por mujeres que consiguen hacerse un hueco, rara vez en los escenarios principales, tienen que afrontar otra complicada situación: la brecha salarial.

HAIM, una banda de rock alternativo de EEUU de notable éxito, acaba de confesar que despidieron a su agente tras comprobar que cobraron una décima parte de lo que una banda masculina de similar estatus recibió por actuar en el mismo festival que ellas.

“Nos dijeron que nuestro caché era bajo porque era una buena oportunidad de promoción para el grupo”, explicaba Danielle, una de las tres hermanas que componen la banda californiana. “No nos lo pensamos dos veces pensando que era la forma de actuar del festival pero luego descubrimos que un músico, que compartía estatus en el cartel con nosotras, había cobrado diez veces más que nosotras. Después de eso, despedimos a nuestro agente”, relataba la cantante en una entrevista en la revista Grazia.

Cartel del Coachella 2018 donde HAIM era la segunda banda en la programación del sábado tras Beyoncé / COACHELLA

La banda, una de las formaciones de mujeres más exitosas del rock actual, ha reaccionado con contundencia ante el abuso. “Da miedo que las cosas sean así y es jodido”, lamentaba Danielle. “Es jodido no cobrar ni la mitad que los hombres pero cobrar una décima parte no es sano”, añadía en la entrevista.

La brecha salarial se hace visible en este caso aunque la realidad es que complicado de comprobar ya que los contratos con las bandas se firman individualmente y rara vez trasciende lo que cobra cada grupo o artista por sus actuaciones en festivales.

Falta presencia de mujeres en los escenarios y falta igualar los cachés. Es cierto que no cobran lo mismo todas las bandas en los festivales, no es lo mismo ser cabeza de cartel que completar horarios en un escenario pequeño al comienzo de la tarde, pero lo que no se puede consentir y por lo que se debe protestar, como ha hecho HAIM, es que grupos de mismo peso e importancia cobren cifras tan dispares por el hecho de que uno de esos grupos esté compuesto por mujeres.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?