Últimas noticias Hemeroteca

“Poner el logotipo de la AEP en productos infantiles induce a error, no es ético”

La Asociación Española de Pediatría cobró alrededor de 2,3 millones de euros por ceder su logo a marcas y productos de alimentación infantil

()

Según publicaba El Salto, la Asociación Española de Pediatría (AEP) recibió alrededor de 2,3 millones de euros entre 2013 y 2017 por ceder su sello a marcas y productos infantiles que muchos nutricionistas consideran poco saludables y que fueron denunciados hace dos años en SER Consumidor. Para tratar este asunto, el pasado domingo entrevistamos a dos pediatras y al presidente de la Comisión Deontológica de la Organización Médica Colegial.

Carlos Casabona, pediatra y autor de Tú eliges lo que comes, señalaba: “Es bastante dinero y aunque la finalidad del dinero de la asociación tenga un objetivo ético, la manera en la que se ha conseguido no lo es, como así denunció la Organización Médica Colegial”.

Casabona continuaba: “La AEP decía que no concedía avales, sino que solo colaboraba. Pero este es un juego de lenguaje y de mensaje que los consumidores y familias puede que no entienden. Si unos padres ven en un producto el sello de la AEP pensarán que es saludable para sus hijos. La AEP se sigue enrocando en que son buenos alimentos, pero no se lo parece no solo a nutricionistas sino a cientos de pediatras. No todos los pediatras estamos de acuerdo con las directrices de la AEP”.

Pepe Serrano, pediatra de la Asociación Médica de Pediatría, comentaba: “No me parece ético ese acuerdo. El fin no justifica los medios. Está claro que el dinero de la AEP se destina con la mejor intención a muchos programas que tiene de formación, de ayuda a los residentes, a su plataforma web, a investigación… Pero ese dinero se ha obtenido de una forma que no nos parece ética a muchísimos pediatras”. Y explicaba: “El logotipo de la AEP en esos productos infantiles induce a error sin ningún tipo de dudas: es más, las empresas que utilizan este tipo de promoción lo saben perfectamente y por eso se gastan el dinero. Pero es que los pediatras estamos encargados en velar por la salud de los niños”.

Juan José Rodríguez Sendín, presidente de la Comisión Central de Deontológica de la Organización Médica Colegial, se mostraba tajante: “Más que sorprenderme, lo que me da es muchísima vergüenza. Tenemos una declaración aprobada por la Asamblea General donde se dice claramente que solicitar o aceptar contraprestaciones (es decir, dinero) a cambio de prestar la imagen de la profesión es contrario a la deontología médica, especialmente si avala productos alimentarios de dudosa salubridad. Es también contrario a la deontología médica hacer publicidad engañosa encubierta, que se hace poniendo el sello de la sociedad en productos de este tipo. Es realmente lamentable y, desde luego, contrario a la ética”.

Sendín también explicó que “la asociación es una entidad privada y lo único que podremos hacer es criticar sus prácticas, pero no incidir sobre ellas. Es la propia profesión la que tiene que penalizar esto y criticarlo con absoluta dureza. No solamente es la AEP la que tiene estas prácticas. Hay congresos en los que empiezan a participar entidades poco aconsejables en relación a la salubridad. Además, entendemos que incluso cuando el producto es saludable, no se debe hacer propaganda de un producto de una marca concreta, como mucho se podrá recomendar un tipo de producto”.

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?