Últimas noticias Hemeroteca

Héctor Palmer: "En cinco años podría beneficiarse el primer paciente"

El líder del equipo del Vall d'Hebron que ha descubierto cómo bloquear las células responsables de las recaídas en el cáncer destaca que la Asociación Española contra el Cáncer ha financiado este proyecto que "deberían cubrir las instituciones"

El Instituto de Oncología del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona ha descubierto cómo bloquear las células tumorales que permanecen dormidas durante un tiempo, que aprovechan ese estado durmiente para esquivar los tratamientos médicos durante el primer cáncer, y que a los años despiertan con todo su potencial maligno y reproducen el tumor. Supone un paso enorme para -en el futuro- acabar con las recaídas en muchos tipos de cáncer. Para acabar, en definitiva, con la tan temida metástasis con un fármaco. Ese es el objetivo, y esa ha sido la obsesión de estos investigadores, que creen que su descubrimiento puede llegar a materializarse en cinco años en un tratamiento. “Como poco, harán falta cinco años. Cinco años para que el primer paciente pudiera beneficiarse con un fármaco que bloquease esta proteína. Y en un contexto muy controlado de ensayo clínico”, ha explicado en Hoy por Hoy Héctor Palmer, que ha liderado esta investigación, y que no se plantea, ni él ni su equipo, ni un descanso: ya están desarrollando esos primeros tratamientos. “Ahora volvemos a empezar otro proyecto muy excitante. Desarrollar nuevos fármacos, medicinas, para en un futuro bloquear este factor. Y eliminar las células responsables de las recaídas. Estamos trabajando en la mejora de los primeros fármacos, que ya tenemos, capaces de bloquear el TET2. Estamos trabajando para que se conviertan en un medicamento”.

Este investigador ha explicado en la SER en qué consiste lo que han logrado. “Solemos pensar que las células tumorales empiezan el tumor con el único propósito de multiplicarse de forma incontrolada. Pero algo sucede en un pequeño grupo de células que entran en un estado como de latencia, aparentemente contradictorio. Estudiamos por qué y qué factores podían dominar esa proliferación. Estas células las controla el TET2. En laboratorio conseguimos matar estas células resistentes a los tratamientos, las células de las recaídas”, ha relatado Héctor Palmer que, a pesar de la relevancia de su descubrimiento, ha querido resaltar otro aspecto que, en su opinión, “es noticia también”, y es el hecho de que ha sido la Asociación Española contra el Cáncer la que ha financiado fundamentalmente su proyecto. “Tuve que empezar mi grupo de investigación en el peor momento para hacerlo en este país. Con recortes dramáticos en ciencia, que venía arrastrando un nivel de financiación muy inferior. Y aun así conseguimos resistir gracias a la ayuda del ciudadano. Gracias a la Asociación Española contra el Cáncer, que recoge dinero de donantes de buena voluntad que quieren que se siga investigando. Nos han financiado durante 10 años. Es algo realmente excepcional y que nos dice lo generosa que es la sociedad en este país y la falta de apoyo institucional, que es el que debería estar cubriendo estas investigaciones”, ha destacado el investigador.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?