LA FIRMA

Los presos, a Cataluña

Si el acercamiento de los presos es un acto de normalidad legal, bienvenido sea. Pero si pretende lubricar el encuentro del lunes con el president Torra, me temo que es una pérdida de tiempo

Mañana, miércoles, los políticos catalanes presos preventivos estarán ya en cárceles catalanas. La decisión de acercarlos no necesitaría ser explicada, en todo caso se tendría que explicar su alejamiento, que es lo anómalo según la ley y que puede tener justificación en situaciones especiales, como ocurrió en su día con la política de alejamiento y dispersión de presos etarras, que por cierto tampoco tiene sentido ya. Es absurdo considerar una cesión y menos una claudicación el cumplimiento de la ley, pero es igualmente absurdo negar que con todos los recelos a flor de piel el hecho de que las competencias en materia penitenciaria estén transferidas a la Generalitat hace sospechar que los presos disfrutarán de situaciones muy privilegiadas. A fin de cuentas, todos en esa institución piensan que no deberían estar en la cárcel. También a mí me gustaría que no estuvieran, por cierto.

La decisión se toma precisamente ahora, en las vísperas del encuentro de Pedro Sánchez con Quim Torra, como gesto de buena voluntad. Pero yo no sé si surtirá algún efecto porque hasta el momento parece que la distensión es tarea que corresponde en exclusiva al presidente Sánchez. Torra mantiene una actitud de dignidad ofendida. Se limita a guardar con su memorial de agravios en la mano a que Madrid venga a pedirle disculpas, con esa desagradable manera de pedir de los que parece que están dando. En ningún momento se ha atisbado en su comportamiento el menor indicio crítico respecto a lo ocurrido ni a los clamorosos saltos de ilegalidad del procés. Torra vende como cesión generosa el aparcamiento provisional de la unilateralidad y su disposición a canjearla por un referéndum de autodeterminación. Eso es todo. Poco va a salir de ahí. Por eso, si el acercamiento de los presos es un acto de normalidad legal, bienvenido sea. Pero si pretende lubricar el encuentro del lunes con el president Torra, me temo que es una pérdida de tiempo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?