El dietario de Ramoneda

Ruido

Josep Ramoneda analiza las manifestaciones públicas en torno al acercamiento de los presos catalanes, la concesión del ducado de Franco y la oposición a la nueva ley judicial en Polonia

La llegada de los presos independentistas a las cárceles catalanas ha tenido ruidoso acompañamiento. Manifestaciones de bienvenida en Cataluña reclamando su liberación, con el presidente Torra en la calle, muy dado a pasar sin solución de continuidad de la etiqueta institucional a la militante. Ruido en la derecha española donde hay incluso quien acusa al presidente Sánchez de sumarse al golpe. Simplemente, por acercar a los presos a sus casas con autorización de los jueces. Hay gente a la que la posibilidad de pactos aterra. Solo quieren oír hablar de claudicación y derrota. Aunque sea imposible.

Raros tiempos estos en que las obviedades se convierten en noticia. La ministra Meritxell Batet ha dicho que el presidente Torra podrá exponer al presidente Sánchez todo aquello que crea conveniente. Por supuesto. Y el presidente del gobierno le dirá al presidente catalán todo lo que crea conveniente. ¿O no? ¿Es que hay otro modo de empezar una conversación si se quiere crear un clima de confianza? En medio de tanto prejuicio es difícil que se haga la luz.

Todos venimos de alguna parte y el régimen español viene de una transición sin ruptura desde una dictadura. Por eso conserva algunas deficiencias de origen. También en el terreno simbólico. Que exista un ducado de Franco es ofensivo y que se permita que lo herede su nieta en vez de extinguirlo definitivamente es para muchos un escándalo. No para la derecha. El ministro Catalá firmó el decreto de transmisión el día antes de irse. No fuera que al llegar los rojos dejaran a Carmencita sin ducado.

La resistencia al neofacismo en Europa tiene hoy un referente en la presidenta del Tribunal Supremo de Polonia. Hoy se ha presentado en su despacho a pesar de entrar en vigor la ley que pone la justicia a los pies del poder político. Ella está en su sitio. El régimen polaco se ha puesto la democracia por montera. La Unión Europa ha abierto expediente a Polonia. Europa reacciona cuando los hechos ya se han consumado. De mal, en peor.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?