¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La Script

Gus Van Sant y la defensa del humor sin límites

El director estadounidense, gran referente del cine underground, estrena 'No te preocupes no llegará lejos a ti', película protagonizada por Joaquin Phoenix, Roony Mara y Jonah Hill

Gus Van Sant, uno de los padres del cine independiente y figura icónica del underground norteamericano, gracias a películas como Elephant o Mi Idaho privado, pero alguien que también ha coqueteado con la industria de Hollywood, su película El indomable Will Hounting ganó Oscar a guion y con Harvey Milk volvió a la senda de premios. Sin embargo, sigue considerando a Hollywood como la cuna del capitalismo.

Esto decía en Madrid donde vino a presentar su nueva película, No te preocupes no llegará lejos a pie, y a inaugurar una exposición sobre su carrera y su faceta como pintor y fotógrafo de un cine que siempre ha mirado a la gente que no salía en la gran pantalla, personas en los márgenes por cualquier razón. Eso vuelve a hacer ahora en esta cinta donde retrata la historia del dibujante estadounidense John Callahan.

Callahan era un alcoholico que en los 70 sufrió un accidente de coche y quedó tetrapléjico, a raíz de ahí tuvo que rearmarse como persona y como profesional, convirtiéndose en un dibujante con retranca que interpreta el actor Joaquín Phoenix. Lo que empezó como una actividad de la terapia de alcoholicos anónimos a la que acudió se convirtió en su trabajo que le hizo salir adelante y hasta tener éxito con las mujeres.

El de Callahan era un humor ácido, a veces político, sarcástico y que asustaba a los más puritanos. ¿Se encontró su personaje con los límites de humor? Le preguntábamos a Gus Van Sant. "Hay mucha gente que se salta los límites de lo políticamente correcto, o que incluso usan eso como plataforma para hacer chistes. El otro día, por ejemplo, escuchaba a Sarah Silverman hacer una broma sobre que había pocas actrices porno judías, y que ella es judía y nadie le había ofrecido hacer porno. De lo políticamente correcto acaba sacando algo tremendo. Hay mucha gente que usa así la comedia. Will Ferrel hizo una vez durante una hora y media de George Bush, y le criticaba. Él no es conocido precisamente por sus opiniones políticas, pero ahí estaba haciendo humor sobre eso. Incluso la gente de los talk shows como Howard Stern, o si lo pensamos la gente de los informativos de la Fox también van en esa línea".

Rooney Mara y Jonah Hill completan el reparto de esta cinta de superación que habla de las adicciones, de los traumas y la capacidad de perdonar a los otros y a uno mismo, o de la dignidad de las personas con diversidad funcional. Un biopic bienintencionado que retrata una época de excesos basada en las memorias del protagonista.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?