ALIMENTACIÓN VERANO

¿Son de verdad más saludables los productos light?

“Cuanto más diga un alimento que es beneficioso por aquello que deja de tener, menos nos debemos fiar de él”

()

Los consumidores cada vez consumimos más los productos light, especialmente en momentos como la llegada del verano. ¿Pero es cierto que las versiones light son más saludables que los productos convencionales? Según comentó en el pasado programa Juan Revenga, dietista-nutricionista y colaborador del programa, hay que ser precavidos porque que un producto tenga esta etiqueta no quiere decir necesariamente que sea saludable ni que podamos consumirlo habitualmente: “Tener nuestra alimentación caracterizada por el consumo de productos light normalmente, en un noventa y mucho por cierto de los casos, va a significar que estamos haciendo muy mal las cosas en el terreno de la alimentación”.

Revenga, autor de numerosos libros, entre ellos Adelgázame, miénteme, empezó recordando la definición de light: “¿Qué dice la legislación al respecto? Se le puede poner la etiqueta light, ligero o lite cuando el alimento cumpla las mismas condiciones para término contenido reducido e indicar en qué aspecto es reducido. Por lo tanto, no siempre la expresión está relacionada con la reducción de las calorías, que es lo que nosotros pensamos normalmente”.

El dietista continuaba: “Para que haya un alimento light tiene que existir su homólogo que no sea light. Si se hace referencia a las calorías, tiene que tener un 30% menos de calorías. Pero tiendo en cuenta que muchas veces el alimento es muy calórico, aunque se le quite ese 30% seguirá teniendo muchas calorías. Eso pasa, por ejemplo, con las patatas fritas”.

Revenga animaba a los consumidores a sospechar de aquellos productos que constantemente nos recuerdan sus propiedades: “Cuanto más diga un alimento lo bueno o beneficioso que es por aquello que tiene o por lo que deja de tener, menos nos debemos fiar de él. Yo no conozco ningún rodaballo light, ni ningún brócoli light, ni ninguna manzana light. Ni conozco nueces ni avellanas light. Son el tipo de productos que deberíamos de consumir. Y olvidarnos de otro tipo de productos que nos hablan de todo aquello que tienen (vitaminas, minerales, oligoelementos, omega 3) o que no tienen (calorías porque sean light, contenido reducido de sal, de grasas, de grasas saturadas…)”.

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?