Amy Adams se abre las venas en 'Heridas abiertas'

Laia Portaceli nos expone cinco razones para ver una de las series más llamativas de la próxima temporada, protagonizada por Amy Adams

Laia Portaceli nos expone cinco razones para ver Heridas abiertas, una miniserie criminal de 8 capítulos que se acaba de estrenar en HBO. Amy Adams es la protagonista, e interpreta a Camille Priker, una periodista de un periódico de Sant Louis que regresa a su pueblo natal (Wind Gap) para cubrir el asesinato de dos niñas por un posible asesino en serie. Allí se reencuentra con su tóxica madre y los recuerdos más terribles de su pasado.

La serie se basa en la primera novela de Gillian Flynn, la autora de Perdida, la novela que inspiró la película de Fincher. Heridas abiertas cuenta con la dirección de Jean Marc Vallée, ganador de dos premios Emmy por Big Little Lies, serie con la que se ha comparado mucho, ya que ambas se basan en una novela de género sobre mujeres, sus actrices principales tienen más de 40 años y cercanía con el Oscar (Amy Adams y Patricia Clarkson), y las dos están dirigidas por Vallée. Otra comparativa se ha establecido con la también policíaca True Detective, que, como Heridas abiertas, transcurre en el sur.

Lo que más destaca de la protagonista es su vertiende autodestructiva y sus largos silencios, tanto es así que su constante paranoia alimentada por recuerdos del pasado y la muerte de su hermana pequeña es el tema principal de la serie. Camille viste prendas anchas y negras en un pueblo de tonos pastel, lleva siempre una botella de agua rellena de whisky y conduce borracha mientras escucha música psicodélica.

Pero vayamos al grano, las cinco razones para ver la serie son las siguientes: la protagonista es una antiheroína doblemente torturada; encontramos un horror familiar que recuerda al "horror cósmico" de True Detective; mezcla sueño y realidad de forma más marcada que en Big Little Lies; muestra la podredumbre del poder femenino; y transcurre en el sur, en Missouri, un lugar húmedo, caluroso y violento.

Heridas abiertas se podría ver como respuesta a la misoginia de True Detective y otras series criminales centradas en los hombres, en las que lo más importante que hacen las mujeres es aparecer muertas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?