Donald Glover, el heredero de James Brown

Childish Gambino, el alterego musical de Donald Glover, actúa este jueves en el BBK Live

Childish Gambino durante un concierto en Nueva York en 2017 /

James Brown repetía tanto el mantra de que era el tipo más trabajador del mundo del espectáculo que aquella frase acabó convirtiéndose en su sobrenombre. No iba desencaminado, durante décadas Brown ofreció casi trescientos conciertos al año, durante los viajes paraba en estudios de grabación para registrar nuevas ideas, hacer versiones o lo que hiciera falta que le mantuviese en el mercado, las radios y en boca de su público. Su idea profesional era sencilla: seguir siempre, no parar nunca.

A día de hoy hay pocos artistas que puedan competir con dignidad por aquel título del Brown. Ya nadie graba o toca con aquella intensidad. Entre sus herederos, quien presenta más credenciales es Donald Glover (1983), creador, director, productor y actor de la premiada serie Atlanta, por la que Glover ha ganado varios Globos de Oro y Emmys.

LA SCRIPT

'Atlanta': deconstrucción de una serie 'indie'

Analizamos qué se etiqueta como independiente en televisión a través de la serie de Donald Glover

Al margen de su intenso trabajo en televisión, Glover vive los últimos coletazos de su alterego musical, Childish Gambino. El personaje musical de Glover nació sin pretensiones, grabando unos mixtapes que no tenían más intención que calmar las ansias creativas del actor, pero en 2011 el proyecto tomó fuerza con su firma por el sello Glassnote y su debut con Camp. Aunque el salto llegó con Because the Internet, su entrega de 2013 se coló en los primeros puestos del Billboard y llevó a Gambino a los Grammy por primera vez.

Tras su consagración como rapero, Glover tuvo un 2015 intenso en el cine con papeles en Marte (Ridley Scott) o Magic Mike, a finales de año comenzó el rodaje de Atlanta, la serie escrita, dirigida, producida e interpretada por él que lo ha coronado como uno de los creadores más interesantes del momento.

En 2016 llegó Awaken my love, un disco que se alejaba del rap para abrazar el funk que inventó James Brown medio siglo atrás. El álbum, que se presentó en el desierto californiano, mostraba otra cara de Gambino. Awaken my love fue un éxito y el comienzo del final del viaje. Poco después Glover dejaba entrever que aquello sería el final de su aventura musical asegurando que su siguiente entrega sería la última. “No hay nada peor que una tercera secuela”, aseguró en una entrevista.

MÚSICA Y CRÍTICA SOCIAL

Los detalles de 'This is America':

El vídeo contra el racismo en EEUU que triunfa en Internet

Esa despedida se ha ido cocinando a fuego lento. En 2015, Glover explicó que le gusta ver su vida como etapas, etapas que debe cerrar para abrir otra. “Me gustan los finales”, aseguró entonces. Y el final de Gambino llegará este año tras el éxito de This is America, el espectacular tema que supuso el primer número 1 del artista. Este jueves Glover ha estrenado dos nuevas canciones veraniegas, dos canciones idóneas para esta época del año en la que el estadounidense se encuentra de gira. Este jueves se subirá al escenario del BBK Live como uno de los cabezas de cartel del festival bilbaíno. Una buena oportunidad para despedirse de Childish Gambino, el alterego del tipo más trabajador del show business, el heredero de James Brown.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?