¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

VIENDO OBRAS

La moda sale del armario

La moda ha ido ganando progresivamente espacio en los museos en las últimas décadas como elemento cultural de las sociedades pero, ¿puede ser considerada un arte? Debatimos junto al modista Lorenzo Caprile sobre ello

La moda no le resulta indiferente a nadie. Ir a la moda no sólo es vestirse con las últimas tendencias, sino que también es beber un cóctel en el último garito que ha abierto en la ciudad o ver alguna nueva serie de Netflix de la que te has enterado por el boca a boca. Todos, por muy hípsters que intentemos ser, vamos “a la moda” en ámbito de nuestras vidas. Ser alternativo 24 horas resulta casi imposible en un mundo lleno de estímulos marcados por la globalización.

La moda, que a priori puede parecer un concepto frío y distante, transmite sin embargo, mucha cercanía. A través de ella, conocemos mejor el pasado y el presente ya que de las vestimentas podemos extraer diferentes lecturas en el campo de la sociología, la historia o la cultura, que nos sirven para entender una época. Sin embargo, más allá de las interpretaciones que podamos obtener ¿es realmente la moda por sí sola un arte o simplemente forma parte de la cultura en un marco más amplio?

En los museos, la moda siempre ha sido un controvertido objeto de debate porque resulta complejo determinar qué es arte y qué no. Sin embargo, a nadie le resulta sorprendente ver una exposición de Balenciaga, Versace o Coco Chanel. Tanto es así, que por ejemplo, la exposición de Armani que se realizó en el Museo Guggenheim en el año 2001 fue una de las más exitosas de esa institución. Más recientemente, en el año 2011, el Metropolitan de Nueva York organizó una exposición cuyo fin era rendir homenaje a título póstumo al diseñador británico Alexander McQueen. Esta exposición desbordó cualquier previsión porque alcanzó la cifra récord de 661.509 visitantes y se convirtió en la octava más vista en la historia del museo.

Parece evidente que la sinergia entre los museos y la moda se ha intensificado en las últimas décadas y por ello es cada vez más frecuente la organización de actividades exclusivas sobre moda. Sin embargo, una crítica habitual a los diseñadores y modistas son las pretensiones y delirios de grandeza que parecen tener al reivindicar la condición de artistas para su gremio y al poner el grito en cielo por diferenciarse y marcar territorio dentro del mundo de la cultura y del arte.

Manu Berástegui se ha acercado al Museo del Traje para intercambiar impresiones al respecto con Juan Gutiérrez, responsable de la colección de moda contemporánea. Hasta los estudios de la Cadena SER, se ha acercado el modista Lorenzo Caprile, quien ha defendido en más de una ocasión que la moda no debe ser considerada como un arte bajo ningún concepto.

¿Es la moda realmente un arte? Escúchalo aquí:

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?