'OLA DE CALOR'

Las precauciones que debemos tomar con la 'ola de calor'

Los sanitarios alertan sobre la importancia de informar a los ciudadanos sobre los peligros de las altas temperaturas

()

España está sufriendo la primera ola de calor del verano que se espera que dure hasta este domingo y que se ha llevado ya dos víctimas en Murcia. Meteorología ha alertado de las altas temperaturas tanto diurnas como nocturnas. Tomar precauciones para prevenir un golpe de calor es fundamental durante estos días. Esta tarde, Antonio Asensi, médico de familia en Betanzos, A Coruña, nos ha explicado la mejor manera de combatir los peligros del golpe de calor.

El doctor nos ha señalado la importancia de formar desde los sanitarios y desde los medios de comunicación: "como son temas puntuales a veces no se informa suficiente". "Debemos recordar que es una ola de calor extrema que puede llegar a los 44 grados", añade. La gravedad que destaca Asensi es que "es perjudicial para la salud porque fallan los mecanismos de regulación de la temperatura corporal, esto puede conducir a muchos problemas clínicos".

Para poder prevenir y luchar contra estos golpes de calor debemos identificarlos con claridad. "Si comenzamos a tener síntomas de dolor de cabeza y agotamiento por calor podemos estar sufriendo una previa a un golpe. Si realmente la situación empeora podemos sufrir incluso daños cerebrales. A veces no se toma en serio la gravedad de estos afectos del calor", nos ha contado. 

"La situación adversa de temperaturas muy altas, humedad y poca ventilación son los ingredientes perfectos para estos casos", ha añadido. Con ello, insiste el doctor, no se pretende asustar, "pero debemos alertar de la importancia de la prevención para evitar males mayores".

Para protegernos existen consejos básicos que Asensi nos ha recordado: ropa fresca, casa ventiladas y refrigeradas, comida ligera, beber mucha agua aunque no tengamos sed, ya que se pierde mucha más agua de lo normal, y pisar poco la calle en horas centrales. 

Ha alertado, también, sobre las falsas creencias que tenemos en estas patologías por la falta de formación. "Muchas veces creemos que tiene relación como la exposición al Sol, pero no solo depende de esto, ni con una sudoración excesiva", concluye.

El perfil de población más sensible son las personas con actividades o trabajos al aire libre, ya que se encuentran en las zonas más peligrosas. Además de los grupos tradicionalmente más vulnerables: niños y ancianos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?