¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

130 AÑOS DE UGT

Los 130 años de UGT, vistos con la mirada de una militante centenaria y uno treintañero

UGT cumple este fin de semana 130 años. Una larga historia en la que el sindicato ha acogido a todos los trabajadores que querían mejorar su presente. Eduardo Magaldi es treintañero y Angeles Flórez, más conocida como Maricuela, es casi centenaria. Ambos reflexionan sobre el pasado, presente y futuro del sindicato.

Maricuela está en Oviedo y Eduardo en Madrid. Es la primera vez que hablan y ella lo acoge cariñosamente diciéndole que podría ser su nieto. Es verdad, porque ella está a punto de cumplir 100 años y él tiene 31. Maricuela ha vuelto a salir a la calle, puño en alto, para defender las pensiones. Eduardo entró en el sindicato para "canalizar esa mala leche que tienes de joven y transformarla después en logros". Ella fue miliciana en la Guerra Civil y llevó la marca UGT a Francia, cuando se exilió. Él empezó a trabajar con 16 años y se topó con la precariedad, por ejemplo, en un restaurante familiar: "No es que te trataran mal o que me tuvieran con el látigo. Había buen rollo, pero no cotizaban todas las horas que tenían que cotizar por mí y llegaba reventado a casa".

"Mi generación no tuvo miedo a las balas ni a las bombas... Hay que salir a la calle, para recuperar todo lo perdido"

130 años de historia dan para un historial inmenso de conquistas, pero también deja la herida de los derechos arrebatados. A Maricuela le dolió todo lo ocurrido después de la crisis: "Nos lo cogieron todo en bandeja. Tanto que se luchó, pero se perdió por falta de ideología, por falta de corazón". La crisis ha hecho mella en la imagen de los sindicatos. A Eduardo le hacen preguntas que suenan a reproche: "Te preguntan qué hace el sindicato, dónde estamos, qué hago aquí. Conectas con parte de la población trabajadora, pero al nivel sociedad, yo creo que sí que hemos perdido esa marca o esa referencia que fue la UGT". ¿Cómo resolverlo? Maricuela tiene la respuesta: "Hay que tener ideología. Un carné no hace nada. Es ideología y la unión que hace todo. No hay otra solución. Mi generación no tuvo miedo ni a las balas, ni a las bombas. Así que ahora no hay tiros, ni nada. Hay que salir a la calle, pero unidos y salir". Eduardo la escucha con admiración y consciente de la responsabilidad que tienen los jóvenes en el sindicato, porque en su carné hay 130 años de historia y lucha de militantes como Maricuela.

lAS FRASES DE EDUARDO Y MARICUELA

Ángeles Flores Maricuela (Oviedo, 99 años)

"Recuerdo bien lo que UGT luchó para que el obrero pudiera tener una vida un poco normal. Recuerdo cuando los mineros salían de trabajar con la cara negra y tenían que ir así a casa y consiguieron tener duchas y vacaciones... Viví perfectamente la lucha de UGT"

"Con la crisis lo cogieron todo en bandeja. Tanto que se luchó y por falta de ideologías y de corazón para defender al que no tiene trabajo y no tiene para comer.... Hay que pensar en esta gente"

"Hay que tener ideología porque un carné no hace nada. Es la ideología y la unión que hace todo. No hay otra solución. Mi generación no tuvo miedo a las balas ni a las bombas y ahora no hay nada de eso... Así que hay que salir a la calle, unidos. Hay que recuperar todo eso"

Eduardo Magaldi  (Madrid, 31 años)

"Trabajaba en restaurante de familia donde habían buen rollo pero no cotizaban todo lo que tenían que cotizar por mi y llegabas reventado a casa. Vi que el sindicato era una herramienta perfecta para canalizar esa mala leche que tienes de joven y transformarla en logros."

"La gente te dice que qué hace el sindicato. ¿Dónde estamos o porque estoy aquí? Te das cuenta que sí conectas con cierta parte de la población trabajadora, pero a nivel de la sociedad hemos perdido esa marca y esa referencia que fue la UGT hace años"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?