Chet Baker: el largo viaje al abismo

Esta semana recorremos la vida y la obra del trompetista estadounidense

Ilustración a lápiz de Chet Baker en sus inicios /

Chet Baker tenía un don natural para la música, un don que le permitía tocar con una canción tras una única escucha y hacerla suya. Si figura fue clave en el jazz de los años cincuenta, cuando el Cool Jazz de California plantó cara con su dulzura a los ritmos frenéticos neoyorquinos.

Cuando Charlie Parker lo escuchó tocar en una audición llamó a sus socios de la Costa Este y les avisó. “Aquí hay un muchacho que os va a pasar por encima”. Baker no llegó a las cotas de genialidad de Parker, pero voló tan cerca del sol que, como Bird, acabó abrasado.

La historia de Baker, con sus aires de James Dean, es un relato siniestro repleto de despropósitos musicales y de malas decisiones vitales en un tipo que durante décadas vivió pendiente del siguiente chute. Su legado quedó afectado por sus vicios, pero su música, con sus caídas y recuperaciones, se mantuvo a flote gracias a su don.

Recorrer la vida y obra de Chet Baker se convierte, a pesar de los años, en un viaje angustioso, oscuro, demasiado triste. En su historia abundan las mentiras, las traiciones y los dramas, pero sobre todo ello sobrevuelan sus canciones, su trompeta curativa, su voz melancólica y delicada.

Esta semana dedicamos el Sofá Sonoro a la vida y obra de Chet Baker y lo hacemos en la mejor compañía, la de Yahve de la Cavada, especialista en jazz de El País, y la de Sheila Blanco, cantante de jazz y profesora de canto. Junto a ellos, y los reportajes de Lucía Taboada y Sara Vítores, rendimos este homenaje al trompetista.

Todos los programas de Sofá Sonoro

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?