TERTULIA DE VERANO

Una piedra en el camino para las mujeres argentinas

Argentina, que siempre ha sido un país pionero en la conquista de derechos sociales en América Latina, vivió el pasado jueves 9 de agosto una jornada que pasará a la historia por el rechazo del Senado al Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo

El mundo lleva una semana observando expectante lo que ocurre en Argentina. Un país, que lleva meses debatiendo en las instituciones y en las calles la despenalización del aborto, cuestión que ha generado una gran polarización entre la opinión pública.

El 14 de junio la Cámara de Diputados del país austral aprobaba por un estrecho margen el Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Ese mismo día, en el exterior de la cámara, miles de mujeres, alzaban sus pañuelos verdes, cargadas de energía e ilusión por dejar atrás una regulación del aborto que data del año 1921.

Argentina, que siempre ha sido un país pionero en la conquista de derechos sociales en América Latina, se topó el pasado jueves 9 de agosto con una piedra en el camino. Después de un debate que duró más de 15 horas, El Proyecto de Ley aprobado en el Congreso, se estrellaba en el Senado en una, de nuevo, reñida votación que tuvo 38 votos en contra y 31 a favor.

Dado que la Cámara Alta ha rechazado el proyecto, éste no podrá volver a debatirse hasta dentro de un año, coincidiendo con las elecciones presidenciales previstas para octubre de 2019.

En el país del Papa Francisco, la Iglesia continúa teniendo una fuerte presencia y un papel fundamental en el debate público. La Conferencia Episcopal ha sido una de las principales impulsoras del movimiento antiaborto en los últimos meses. Especialmente, en los Estados del norte del país, donde más poder conserva la Iglesia.

Tanto es así, que en la votación de esta semana, los votos de los senadores procedentes de las provincias del norte, más pobres y despobladas, han resultado decisivos para el fracaso del Proyecto de Ley, a pesar de que representan apenas un 28,8% de la población total.

La idea de que el proyecto de ley era algo de la gente de la ciudad y que era una imposición de ricos sobre pobres, se instaló en la Cámara Alta, donde incluso se llegó a escuchar en la intervención de algún senador que "las mujeres pobres no abortan".

De acuerdo con estimaciones extraoficiales, avaladas por el Ministerio de Salud argentino, entre 350.000 y 450.000 mujeres abortan cada año en el país. Una cada minuto y medio.

Hoy por hoy, en América Latina, el aborto sólo está legalizado en Cuba y Uruguay, pero algo parece estar cambiando. Las mujeres latinoamericanas han alzado la voz y el terremoto feminista sacude a una región que guarda una deuda histórica con ellas.

El pañuelazo internacional, protagonizado esta semana por las mujeres argentinas, se dejó sentir más allá de sus fronteras, y en A Vivir nos hemos acercado hasta la concentración que se celebró esta semana frente a la Embajada de Argentina en Madrid para charlar con las protagonistas de esta jornada.

Hablamos de ello y de otros asuntos relacionados con ética, política, memoria histórica o el Valle de los Caídos en la tertulia con Ana Fuentes, Pedro Rodríguez, Javier De Lucas y Alfredo Pérez.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?