PONER EN VALOR

Billy Elliot y el deseo de bailar

La historia de Billy Elliot nos da una lección de vida sobre cómo sobreponerse a las adversidades y hacer realidad nuestros sueños. Hoy, queremos poner en valor la danza como una disciplina artística, a veces, maltratada en España

Los actores de Billy Elliot y su profesor, Sergio Torrado, durante un ensayo. /

La historia de Billy Elliot sirve de inspiración para niños y mayores. Personas que luchan por perseguir sus sueños a pesar de los obstáculos que haya en el camino.

Billy es un niño que asiste a clase de boxeo en un pueblo al norte de Inglaterra donde el principal sustento son las minas de la localidad, que se planean cerrar en el contexto de las políticas conservadoras desarrolladas por Margaret Thatcher.

El telón de fondo de la historia es la huelga minera que comenzó en 1984 y que se prolongó por más de un año en medio de una fuerte crispación social que dejó arruinadas a muchas familias. Entre ellas, la de Billy.

Sin embargo, lo importante de esta historia es la lucha de Billy por romper con los roles de género establecidos en la época. En una sociedad que nos impone una división social entre lo masculino y lo femenino, entre lo que es "ser hombre" y "ser mujer", Billy consigue sobreponerse a todo ello y cumplir su sueño: bailar.

Hoy hemos querido poner en valor la danza y para ello nos hemos ido a charlar con Hugo González y Miguel Millán, dos de los niños que interpretan a Billy Elliot en el musical que se desarrolla en el Nuevo Teatro Alcalá de Madrid y con Sergio Torrado, el maestro que les enseña y les ilusiona para que persiguan sus sueños profesionales. Charlamos con Víctor Ullate en un momento clave de su carrera dado que acaba de ceder el bastón de mando de su compañía, Víctor Ullate Ballet, a su mano derecha, Lucía Lacarra.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?