La polémica del día

¿Fue sexista el árbitro con Serena Williams?

Serena Williams ayer en la final del Open de EE.UU. se mostró irascible ante el juez árbitro que le quitó un juego tras acumular tres amonestaciones

()

Serena Williams no hizo honor ayer a su nombre en la final del Open de EE.UU. y se mostró irascible ante el juez árbitro que le quitó un juego tras acumular tres amonestaciones: por recibir consejos de su entrenador, por romper con rabia una raqueta y por llamarle mentiroso y ladrón. Los arrebatos se produjeron en directo, así que los vio medio mundo. En cuanto a los consejos, también existieron como reconoció su propio entrenador.

Pero Serena no se serenó y tras el partido, en el que cayó derrotada, acusó de sexismo al árbitro por esas decisiones. Y ahí encontramos la polémica. Porque puede discutirse si la norma que impide hablar al entrenador con su jugadora es absurda o si el juez estuvo más o menos estricto en su aplicación. Pero no se podría considerar sexista, porque frente a Williams, como es normal, jugaba otra mujer. Y si Williams se refería al diferente trato respecto a jugadores varones, convendría recordar a la jugadora que el sexismo no se diluye permitiendo a las mujeres las mismas irregularidades que a los hombres sino haciendo que los hombres, si es el caso, sean igualmente amonestados. Williams ha sufrido en su vida y en las pistas sexismo y racismo, pero creo que ayer lo único que pasó es que, aparte de perder el partido, perdió los papeles.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?