¡Cuidado con los crédito al consumo post vacaciones!

Antes de firmar hay que mirar muy bien los intereses que pagas, las condiciones del préstamo, la comisión de apertura y los seguros que intentan "colar" en el contrato

Los créditos en España son muy caros /

La cuesta de septiembre siempre es complicada. Las economías de los consumidores se resienten ya que todos los problemas que dejamos a un lado con la entrada de las vacaciones siguen ahí, con los extras del verano, además de los libros, la ropa y todos los gastos de la vuelta al cole. En muchas ocasiones pensamos que pedir un crédito al consumo es la mejor solución, y Pau Monserrat nuestro economista de cabecera, nos alertó en el último Ser Consumidor de los riesgos que suponen estos préstamos y las precauciones que hay que tener.

Antes de firmar ningún contrato, Monserrat nos recomendó mirar muy bien las condiciones, “los intereses que vamos a tener que pagar, ya que el dinero que nos venden los bancos españoles es carillo”, explicaba.

En ocasiones, si el crédito que vamos a pedir es pequeño “es mejor retrasar la compra ya que, a la larga, vamos a gastar mucho menos”. En caso de que no podamos, nuestro economista nos recomendaba "mirar muy bien las condiciones, el tipo de interés real que nos piden, la comisión de apertura y los seguros que nos intentan encasquetar".

Según los últimos informes del Banco de España, la media de interés que nos piden los bancos en nuestro país el del 7,35%, pero para cantidades muy pequeñas puede superar el 10%, lo que implica pagar mucho más de lo que realmente necesitamos.

Por último Pau MonserraT nos recomendaba "ser responsables al pedir un préstamo y, sobre todo, leer la letra pequeña".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?