Seamos serios con la educación

Chapoteando todos en el barro mientras la URJC espera urgentemente medidas que limpien su nombre y mientras la universidad española en general, y todo el mundo educativo clama por inversión, proyecto y respeto.

Otra vez estamos en un bucle. Pasó con la corrupción y pasa ahora con los másteres. Una ministra ha dimitido, ha asumido su responsabilidad politica, y podríamos hablar de caso cerrado, hágase limpieza. Pero no, porque tenemos al presidente del Partido con mas escaños en el Congreso, el PP, inmerso en el mismo caso de presunto uso ventajista de instituciones públicas y Pablo Casado no se da por aludido. Ni aunque sea imputado por el Supremo. O eso dicen. Y aquí seguimos atrapados en un barro que lo mancha todo.

Porque el material que la SER viene ofreciendo con las declaraciones de alumnos ante el juez que investiga el máster de Casado evidencia quienes eran los alumnos de verdad. Y con el máster de Casado pidiendo a gritos responsabilidad política, un Albert Rivera aquejado de irrelevancia ha visto la ocasión de cobrarse dos por uno y dispara, sin pruebas, contra la tesis doctoral del Presidente del gobierno. Lo dicho, chapoteando todos en el barro mientras hay profesores dando clase por 300 euros al mes, mientras la Universidad Rey Juan Carlos espera urgentemente medidas que limpien su nombre y mientras la universidad española en general, y todo el mundo educativo clama por inversión, proyecto y respeto.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?