Las dos Españas

Carles Francino nos propone una mirada a la transición, a los primeros años después de la dictadura, a través de dos crímenes; de dos asesinatos

La ventana

Ahora que los restos de Franco ya está confirmado que van a salir del Valle de los caídos; hoy les propongo una mirada a la transición, a los primeros años después de la dictadura, a través de dos crímenes; de dos asesinatos.

La verdad es que mientras la política española chapotea en un barrizal de denuncias, sospechas y acusaciones a propósito de los currículos académicos, la historia llama hoy a la puerta. De la votación en el congreso con lo de Franco, yo no sé si les pasa a ustedes, pero a mí me resulta muy difícil no invocar el fantasma de las dos Españas. Me da una rabia y una pena tremendas.

Pero vayamos a la transición, a esa etapa mucho más compleja de lo que a menudo se cuenta, donde el franquismo no acababa de diluirse y el estado de derecho, democrático, de libertades, tampoco se terminaba de imponer. O sea, un caldo de cultivo ideal para extremistas, para ultras, para terroristas.

Los de eta, por ejemplo; hace 36 años, el sábado se cumplirán estos años, asesinaban a un policía nacional, uno más; se llamaba Antonio Cedillo. Hoy su hijo ha regresado al País Vasco por primera vez. Enseguida hablaremos con él. Y dos años antes, el 1 de febrero de 1980, moría asesinada Yolanda González, una estudiante socialista, a quien sus asesinos confundieron precisamente con una etarra. Hoy hablaremos con el periodista que ha escrito un libro para que ese episodio, y algunos flecos vergonzosos que cuelgan de él, no caigan en el olvido.

Así que ya ven: podemos enredarnos, pueden enredarse ellos, en mil batallitas, insultarse en twitter o hacer el ganso como les plazca o lanzarse másteres a la cabeza, pero hay cosas bastante más serias y la memoria es implacable. Por cierto, Iñaki Gabilondo titulaba su comentario de cada mañana en “hoy por hoy” con la frase: “los jóvenes políticos, al fin se odian”. Creo que eso, por desgracia, nos conecta, nos confirma lo de las dos Españas. Y les aseguro que estaría encantado de no tener razón.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?