María Luisa Banzo: de dar la teta en el Congreso a la cocina con setas

El restaurante de esta exdiputada soriana se ha convertido en referente de la cocina micológica en Madrid

A María Luisa Banzo no le gusta que la presenten como chef. Ella se define como cocinera y su restaurante, La Cocina de María Luisa, es una de las grandes referencias de Madrid en lo que a setas y carne de caza se refiere.

Un lugar en el que el pasado goza de mucho presente. Basta con fijarse en las paredes, decoradas con un delantal de 1922 remendado por su abuela. O en la carta, donde destacan platos como la manita de cerdo rellena de carne y trufa de Soria o las delicias de acelgas rellenas de pato y trufa negra.

María Luisa Banzo aprendió de su abuela y de su madre, quien a su vez se había formado en Barcelona con el mítico Josep Rondissoni, pero antes de convertirse en toda una autoridad en cocina tradicional se había dedicado de forma profesional a la política y ocupó un escaño en el Congreso de los Diputados entre 1986 y 1989, dando de mamar a uno de sus hijos (mucho antes que Carolina Bescansa).

Aunque sostiene que la política es una vocación para toda la vida, hoy por hoy su gran pasión son las setas y la trufa negra. Asegura que cuando le traen hongos frescos, ¡los esnifa! Y su manjar preferido son los níscalos, pero reivindica que hay setas todo el año y se muestra muy crítica con los engaños con la trufa negra.

María Luisa Banzo. / C. G. CANO

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?