Las otras víctimas de la violencia de género

Comunidades como Madrid y Andalucía disponen de programas para atender a los hijos e hijas de madres víctimas de violencia de género. Desde 2013, 25 menores han muerto en nuestro país por este tipo de violencia y 207 han quedaron huérfanos.

“Nos encontramos con niños, niñas y adolescentes con estrés postraumático, con trauma…”. Vanesa es el nombre ficticio de una de las psicólogas del Programa Mira de la Comunidad de Madrid. Una iniciativa que presta atención a los hijos e hijas de mujeres víctimas de violencia de género. El nombre de las profesionales se oculta por motivos de seguridad, igual que la ubicación del centro en el que trabajan y donde en 2017 fueron atendidos 194 menores. "Se trabaja mucho el juego, el juego terapéutico, mucha educación emocional…”

Como en Madrid, el Instituto Andaluz de la Mujer trabaja desde 2009 en el bienestar psicosocial de niños y niñas, de entre 0 y 17 años, con el objetivo, explica su jefa de servicio Montserrat Muñoz, de que madres e hijos consigan superar juntos esta situación. "Si, se puede conseguir, nosotras desde que empezamos este programa hemos atendido a más de 3000 niños y niñas, junto con sus madres, porque hay que hacer un trabajo conjunto…”.

Según el Ministerio de Igualdad, desde 2013, 25 menores han muerto en nuestro país por violencia de género y 207 han quedaron huérfanos. Pero, según Save The Children no existen suficientes datos para saber cuántos pueden estar sufriendo esta forma de violencia, que además tiene graves consecuencias. Carmela del Moral es analista de derechos de infancia de esta ONG: "Pueden desarrollar trastornos de la ansiedad y depresión con el paso de los años...”. Trastornos de conducta que se unen al riesgo de que estos patrones se repitan de mayores. "Es que la violencia es muy contagiosa. Dentro de todas las claves, la evolución psicológica, el aprendizaje, la sociedad en la que estamos…hace que a veces estadísticamente haya más niños que puedan ejercer la violencia luego de cara a sus parejas".

Según la macroencuesta elaborada en 2015 por el Gobierno, del total de mujeres que han sufrido violencia de sus parejas o exparejas el 63% afirma que sus hijos presenciaron alguna de las situaciones. De ellos, el 64 % habría sufrido a su vez violencia. Por eso, según Save The Children siguen existiendo pocos recursos especializados: “Seguimos pensando que no hay las suficientes medidas con un enfoque de infancia para estos niños y estas niñas”. Mientras psicólogos como Vanesa, siguen con un trabajo diario que acaba dando sus frutos para devolver la infancia a estas otras víctimas de la violencia de género.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?