Últimas noticias Hemeroteca

Micromundos vegetales

Jardines en Lata se orienta a atender las necesidades de los aficionados a la minijardinería con cursos, figuras y consejos

No es una afición muy corriente en España, pero María Ruano, cofundadora de Jardines en Lata, está decidida a popularizar aquí el hobby de los minijardines (que aunan miniaturas y plantas en composiciones artísticas), aunque se ha tenido que traer ideas y materiales de los Estados Unidos. Jardines en Lata lleva ya dos años en marcha, un proyecto que combina "vocación y pasión", según Ruano. "A mí siempre me gustaron mucho las miniaturas y los bonsáis, y a raíz de ello descubrí a una mujer que hacía minijardines en América, una crack; así, empecé a buscar figuras para lanzar mi propio negocio, aunque me costó porque en Europa hay poco material", resume.

Hay minijardines de todo tipo: para fuera de casa y para el interior; lo que tienen que tener sí o sí es "equilibrio y proporción entre todos sus elementos, incluidas las plantas, que son vivas, por cierto", explica Ruano. "Nosotros trabajamos principalmente dos sectores: los terrarios (más populares en Centroeuropa y Asia) y los jardines de hadas. Ambos son minijardines, aunque no tienen nada que ver entre sí". Lo que ofertan en su web son figuras y kits, además de cursos y consejos: "la finalidad es que puedas disfrutar en casa de lo maravilloso que es crear con las manos", dice Ruano. "El feedback que recibimios de los clientes (son sobre todo clientas, por cierto) es que es una actividad que da muy buen rollo", asegura.

Redes de contacto

En la segunda mitad del programa hablamos con la autora de Networking para dummies (Ed. Planeta), Nohelis Ruiz Arvelo. Estratega en redes de contacto, formadora y conferenciante experta en networking, Ruiz Arvelo ha querido trasladar en este libro las claves básicas para desarrollar una buena red de contactos, una actividad que -recuerda- consiste en "crear relaciones sostenibles en el tiempo que nos puedan aportar valor profesional y personal, es decir, no estamos hablando de un evento, sino de un proceso", aclara. Para Ruiz Arvelo, este proceso tiene "cuatro pasos fundamentales: saber que estamos más ante un estilo de vida que ante un trabajo; tenemos que tener claro que hay que crear relaciones y no negocios; mentalizarse de que necesitaremos tiempo para que todo fragüe, y que es clave que esa red nos pueda sorprender con posibles negocios", enumera.

Para Ruiz Arvelo, hay que tomarse el networking como una actividad en la que hay que dar, no en la que se busca ganar: "para que las redes de contactos sean útiles, han de estar activas, y para que estén activas hay que aportar, contribuir, colaborar y ofrecer ayuda", subraya. La autora señala que, mientras cultivamos nuestra red de contactos, hemos de tener cuidado con ciertos tipos humanos que, más que crear valor, lo destruyen: "señalaría seis perfiles claros a evitar: el adulador, el parlanchín, el ególatra, el quejica, el cotilla y el borracho".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?