El Gobierno presentará los presupuestos con o sin el nuevo margen de déficit

  • La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, asegura que las negociaciones con Podemos avanzan
  • Cuando el Ejecutivo tenga elaborado el armazón de las cuentas, hablará con el resto de formaciones que apoyaron la moción de censura para llevar el presupuesto al Congreso a finales de noviembre o primeros de diciembre

Rueda de prensa de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero / ()

La Mesa del Congreso ha tumbado este lunes el atajo ideado por el PSOE para allanar el camino de los presupuestos. Una enmienda que pretendía sortear el veto del Senado, con mayoría del PP, a la nueva senda de déficit, que abre el grifo, con el beneplácito de Bruselas, a autonomías y ayuntamientos. La ministra de Hacienda, durante una entrevista en 'Hora 25', acusa a la mesa de la cámara baja, con mayoría de PP y CS, de "secuestrar la voluntad de los españoles" y asegura que el PSOE está estudiando las posibilidades para revertir esta situación. María Jesús Montero cree que no "no puede ser que los españoles no disfruten del mayor margen de Bruselas por la pinza de PP y Cs".

La titular de Hacienda ha respondido sobre los plazos y estado de las negociaciones de unas cuentas que pueden marcar la duración de esta legislatura:

¿Presentará proyecto de presupuestos y cuándo?

Sí. El Gobierno presentará las cuentas apruebe o no la nueva senda de déficit. Es decir, entregaría al Congreso un proyecto de cuentas aunque tuviera que hacerlo con el déficit pactado por Rajoy y sin el margen dado por Bruselas. La idea de Hacienda es presentarlos a últimos de noviembre o primeros de diciembre

“Habrá presupuestos para el año que viene si hay acuerdo con las formaciones que estamos hablando. Tenemos pensado presentarlo a últimos de noviembre o primeros de diciembre. La nueva senda de déficit afecta en 1.000 millones de euros a estas cuentas, los que sufrirían más serían comunidades y Seguridad Social, que son los otros 5.000 millones de margen. PP y Cs perjudican a la gente con esta decisión […] Si todo va bien, si no se siguen plantando piedras en el camino, para el mes de marzo o abril podría estar aprobado en el Congreso. Antes del 15 de octubre hay que tener los mimbres para enviarlo a Bruselas”

María Jesús Montero reprocha al PP su oposición a tener más margen

"Se trata de que las nuevas cuentas públicas logren revitalizar la situación de los ciudadanos y su bienestar. Se pueden cumplir con los objetivos europeos revitalizando la calidad de vida de los ciudadanos, de oportunidades para el empleo, del crecimiento económico, de revalorizar pensiones, de menos alumnos por aula… No se entiende por qué la derecha se opone a que se lleve a cabo. No sé si tienen una pataleta o rabieta con que no quieren mayor gasto público, no sé si será por las privatizaciones que siempre han estado en su hoja de ruta".

¿Con qué apoyos cuentan a día de hoy para aprobar las cuentas?

El Gobierno pretende elaborar un proyecto pactado con Podemos y, a partir de ahí, negociar con las formaciones que apoyaron la investidura de Sánchez

"Siempre que hay una negociación hay posibilidades de que prospere o no. Las negociaciones con Podemos avanzan. Barajo un escenario en el que haya un acuerdo con Podemos y luego compartirlo con otros grupos. Es la voluntad de todos los que estamos convocados aprovechando ese margen de Bruselas. Si logramos un marco de acuerdo con Podemos, podemos hablar con PNV, ERC, PdeCaT. Todos tenemos que ceder sobre las posiciones originales, cuando tengamos ese primer acuerdo. Nadie dijo que iba a ser sencillo, pero estamos poniendo los mimbres para que los presupuestos sean una realidad"

 Montero no teme la negociación con los independentistas -que habían vinculado su apoyo al cambio de criterio del fiscal con los presos-:

"Una cosa son las palabras  y no creo que haya relación en ambas cuestiones. Cuando me siente a hablar con ellos, me sentaré a hablar de cómo revitalizar la sanidad o las inversiones en Cataluña"

La fiscalidad, escollo con Podemos

La formación morada ha presentado este lunes un documento guía para la negociación de las cuentas con los socialistas. Pablo Iglesias no renuncia al impuesto a la banca o a gravar a las rentas más altas. El Gobierno rechaza ese gravamente a la banca y ofrece otras opciones

"En el documento de Podemos muchas de las medidas que se contemplan están prácticamente pactadas y otras que siguen manteniendo, como la fiscalidad, que son importantes para ellos. Nosotros vamos a abordar una mayor contribución de las entidades financieras, pero le hemos dicho que con el impuesto de transacciones y las subida del impuesto de sociedades. Esos elementos sí están bastante discutidos y consesuados. Podemos sigue manteniendo la posibilidad de imponer un impuesto a la banca, pero creemos que sería recomendable esperar a la recaudación en el primer año con esos dos impuestos. No tiene por qué ser una figura específica a la banca, pero sí ambas formaciones estamos de acuerdo en que la banca aporte más".

Si no hay cuentas, ¿habrá adelanto electoral?

"No estoy en el supuesto de que no haya presupuestos. Y esas cuestiones -por el adelanto electoral- no me corresponden a mí", zanja la ministra.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?