Irresponsabilidad de Torra

Àngels Barceló analiza las declaraciones de Torra en las que anima a los CDR a seguir con sus acciones el día del primer aniversario del referéndum del 1 de octubre

En Catalunya los independentistas conmemoran hoy el aniversario del 1 de Octubre, el aniversario de una consulta ilegal de la que el independentismo dice que emanó el mandato popular hacia la independencia. Y siguen instalados, un año después, en el mismo relato. El propio President de la Generalitat, Quim Torra, sigue alimentando la fantasia de la independencia y de la república, como si en este año no hubiera pasado nada.

Como si nadie se hubiera dado cuenta de su monumental engaño. En Catalunya no solo no hay independencia ni república sino que, además, hay un parlamento cerrado y un gobierno que no gobierna, porque no hay ninguna iniciativa más allá de su fantasía independentista. Y, la verdad, es muy cansino. Ante el temor, fundado, de que la llama independentista que enciende las movilizaciones se vaya apaganado, el President de la Generalitat, en otro ataque de irresponsabilidad, anima a los llamados Comités de Defensa de la República a continuar con sus acciones callejeras, como las de hoy: corte de carreteras, de vías ferreas, entrada en edificios oficiales. Pues bien, desde la Generalitat no solo se avala este tipo de actuaciones si no que se anima a que no decaigan.

En este delicado juego que lleva Torra de desobedecer pero no del todo, porque ya sabe cuáles son las consecuencias, hoy se le ha ido la mano. Pero, claro, hay que evitar, por todos los medios, que le llamen traidor, hay que evitar dar la imagen de persona dialogante y negociadora. Hay un sector del independentismo que esto no se lo perdonaría, así que desde su papel institucional arenga a las masas.

Hace justo un año vivimos en Catalunya uno de los días más terribles de nuestra historia reciente. Un gobierno desobedecía y al otro se le iba la mano con la represión policial. Ni uno ni otro asumieron ninguna responsabilidad política por aquello. Un año después hay políticos encarcelados, el PP ya no gobierna, se han ido empresas de Catalunya, ha bajado el turismo, el Parlament como les decía está cerrado y el Gobierno de la Generalitat se dedica a aplaudir a los CDR. Apelar a la responsabilidad puede parecer ingenuo por mi parte, pero me van a permitir que insista antes de que nos carguemos Catalunya definitivamente.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?