Últimas noticias Hemeroteca

Ni más ni menos

No puedo entender por más que me esfuerce, es la obsesión de Ciudadanos y del PP por exigir que se aplique un 155 más uro precisamente ahora

Cataluña ha vuelto a ser un enigma. Después de la nefasta actuación del gobierno de Rajoy en el referéndum del 1 de octubre, desde el fracaso de quienes prometieron que no iba a haber consulta hasta el inmenso error de las cargas policiales, la unidad del independentismo propició largos meses de calma tensa, pero calma, en los que las posiciones estaban muy claras. Llegó a parecer un problema insoluble, pero sencillo. Tal vez por eso, cuando parece que empieza a vislumbrarse un mínimo resquicio de solución, todo se ha complicado muy deprisa. Es difícil adivinar qué está pasando en la cabeza de Quim Torra en estos momentos, en cuál de los irreconciliables vericuetos por los que transita su pensamiento está la verdad. Pero lo que me parece aún más inconcebible, lo que no puedo entender por más que me esfuerce, es la obsesión de Ciudadanos y del PP por exigir que se aplique un 155 más duro precisamente ahora. Porque si el 155 hubiera seguido estando en vigor hace cuatro días, las imágenes de los mossos cargando contra los manifestantes en las puertas del Parlament habrían abierto los telediarios del mundo entero como una nueva prueba de la brutalidad policial de la pseudodemocracia española, dictadura encubierta del gobierno de Madrid. Que Rivera y Casado estén dispuestos a alentar la leyenda negra que labró Mariano Rajoy con su pasividad y su indolencia, porque piensan que les vendría bien para arañarle unos pocos votos al PSOE, es desolador. Nunca he oído a nadie hablar tanto de España. Nunca he conocido a nadie a quien España le importe menos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?