Soplar y sorber la sopa

China ha ignorado sus responsabilidades al "secuestrar" al responsable de un organismo internacional. En ese sentido, compite en unilateralidad con Estados Unidos

El presidente de la Interpol, el chino Hongwei Meng, durante un acto celebrado en Bali (Indonesia) / ()

Nadie sabe dónde está el presidente de Interpol, una organización internacional que por su tamaño es la segunda del mundo después de Naciones Unidas. Tras siete días de ignorancia y tres de silencio, China ha comunicado que están investigando al que es también es su viceministro de seguridad pública. Los motivos de su detención y el paradero se desconocen.

La última vez que el responsable de una organización internacional fue detenido, sólo pasaron unas horas hasta que se difundieron las imágenes del director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, esposado por la policía de Nueva York acusado de abusos sexuales contra la camarera de un hotel.

China, por tanto, sigue actuando con total autonomía, como si los compromisos internacionales no le obligaran ante una comunidad internacional que ya asiste perpleja a la unilateralidad de Estados Unidos.

En el choque de trenes que se anuncia entre ambos, las víctimas, sin embargo, serán de todos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?