Últimas noticias Hemeroteca

El tiempo en política

La 'Cara B' de Sara Vítores se pregunta hoy por esa magnitud tan rara y difícil de medir como es el tiempo. En este caso, el tiempo en el ámbito político

Aunque no queramos el tiempo se nos escapa, esa magnitud tan rara y tan difícil de medir que a veces va rapidísimo, que otras, no pasa. Es un concepto complicadísimo. Hay una cita de San Agustín que me encanta que dice: "¿Qué es el tiempo? Si nadie me lo pregunta, lo sé. Pero si tuviese que explicárselo a alguien no sabría como hacerlo."

Vamos a delimitar ese concepto en política. Hoy en la Cara B: el tiempo en política. Lo hacemos, por ejemplo, pensando, -ya que sabemos fecha de las elecciones andaluzas, el 2 de diciembre- en los años que lleva gobernando el Partido Socialista en Andalucía. ¿Cuántas cosas aguanta uno 37 años? Rivera lo tiene muy claro, pero no sé, depende de quién sea ese uno y depende de lo que tenga que aguantar, ¿no? La dictadura franquista fueron casi 40 años y, aunque sólo sea por comparar, es una duración excepcional, por la que han pasado varias generaciones. Eso sí es mucho tiempo.

También es interesante el tiempo en la justicia. Nos paramos en un par de casos, de ayer y de hoy. La primera causa por un caso de bebé robado en nuestro país, el doctor Vela es culpable, pero los hechos han prescrito. Y el segundo, de esta misma tarde: el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña sí percibía incitación al odio en el artículo de Torra que calificaba de bestias a "las personas residentes en Cataluña que no comulgaban con sus ideas" pero, este delito, según el Tribunal, también ha prescrito, el artículo es de 2012. Y ¿qué quiere decir que prescribe? Pues que si pasa un tiempo determinado desde que se comete el delito hasta que se conoce, ya no se puede iniciar el juicio; lo que se intenta es que no se pueda perseguir a alguien por hechos cometidos hace mucho tiempo.

Esto es complicado, ¿eh? porque en cada momento de la historia, el tiempo ha significado una cosa diferente para los estudiosos. Bueno, la etimología: Tiempo viene del latín "tempus", y me voy a parar solo en cuatro nombres de la Historia que han tratado de definir el tiempo. Para Aristóteles el tiempo no tiene existencia real, porque el pasado ya no existe y el futuro no existe todavía. Para San Agustín Dios no existe en el tiempo sino en la eternidad, es el que decíamos antes que sabe que el tiempo existe pero no cómo explicarlo. Después nos vamos a Newton, que sí creó definiciones precisas para el tiempo: el tiempo fluye perfectamente uniforme, es imperturbable, es objetivo, es físico. Y, por último, Einstein con su Teoría de la Relatividad, para quien el tiempo es una ilusión.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?