Andalucía adelanta. ¿Y?

¿Qué más da que la presidenta Susana Díaz haya convocado las elecciones en Andalucía para el 2 de diciembre, cuando tenían que celebrarse a finales de marzo de 2019?

Estamos todos al borde de un ataque de nervios, y un adelanto de cuatro meses -¡cuatro!- en una comunidad autónoma, lo que vendría a ser una piedrecita arrojada a un charquito, se convierte en un tsunami de proporciones gigantescas, y allá que se precipitan sociólogos, demoscópicos y politólogos a analizar tan colosal acontecimiento por delante, por detrás y por los lados. Hagan caso a este Ojo, tan vetusto, y no se me alteren demasiado, que luego lo paga la tensión. ¿Qué más da que la presidenta Susana Díaz haya convocado las elecciones en Andalucía para el 2 de diciembre, cuando tenían que celebrarse a finales de marzo de 2019? ¿Qué movimientos telúricos pueden producirse en el universo mundo por semejante alteración del calendario? Ninguno, claro, porque además no parecen vislumbrarse cambios drásticos en la gobernación en Andalucía.

Para quienes no vivan en esta Comunidad, conviene recordar que de 109 diputados, el PSOE tiene 47, 33 el PP, 15 Podemos y 8 Ciudadanos. Tendría que haber un seísmo de 9 grados en la escala de Richter para que el PSOE abandonara el Gobierno que mantiene desde hace 40 años, y nadie espera, tampoco la oposición, que pueda producirse el terremoto. Es cierto, eso sí, que nos espera un año lleno de urnas, que en mayo habrá municipales, autonómicas y europeas. ¿Y generales, preguntan ustedes? Ese es el misterio.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?